«Una gran mujer»: Mujeres de posguerra

Kantemir Balagov se inspira en un libro de la Nobel Alexiévich en una película dolorosa y bella sobre la destrucción de los conflictos bélicos


1945. Final de la Segunda Guerra Mundial. Leningrado es un ciudad arrasada tras un asedio brutal. Los habitantes de esta ciudad decadente intentan sacar fuerzas para reconstruir sus muros, así como sus vidas, rotas y fragmentadas hasta resultarles irreconocibles a ellos mismos. Entre todas estas personas anónimas, dos amigas, Iya y Masha, luchan por salir adelante y tener algo semejante a un futuro mientras trabajan en un hospital para heridos de guerra.

Inspirándose en parte en el libro La guerra no tiene rostro de mujer, de la premio Nobel de Literatura Svetlana Alexiévich, la cual recogía los recuerdos de más de quinientas mujeres que hablaban sobre cómo la guerra (y su fin) marcara sus vidas, Una gran mujer teje una historia de amistad, amor y dependencia entre dos mujeres heridas -física y psíquicamente- por la guerra, quienes, como animales acorralados y maltratados, a veces no saben cómo volver a relacionarse con otras personas. Con ello se conforma una película dolorosa y bella que refleja cómo la guerra destruye, no solo pueblos y ciudades, si no la psique de los que en ella participan, y sobre todo, de los que a ella sobreviven.

La crudeza de la posguerra, los sentimientos anestesiados, y la lucha por la supervivencia que aquí se canaliza en el deseo (paradójicamente imposible) de la maternidad, se plasman mediante potentes imágenes con una cuidada composición de los planos y una paleta de colores saturados que no se escogen en absoluto al azar; rojo como el trauma y el dolor, verde como la esperanza (tantas veces frustrada), y en derredor, los dorados de la casa, los grises de la guerra y el Hospital, o el blanco de los fríos paisajes nevados.

Su director, Kantemir Balagov, no deja nada al azar, y con tan solo 28 años y con sus dos primeras películas (Demasiado cerca, del 2017, y la presente) presentadas en el Festival de Cannes, se posiciona como una de las principales promesas de los jóvenes cineastas del este.

«UNA GRAN MUJER»

[«DYLDA»]

Rusia, 2019.

Director: Kantemir Balagov.

Intérpretes: Viktoria Miroshnichenko, Valisia Perelygina, Konstantin Balakirev.

Drama.

130 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Una gran mujer»: Mujeres de posguerra