Andris Nelsons y Beethoven se estrenan en el Concierto de Año Nuevo de Viena

El compositor, en el año de su 250 aniversario, sonará por primera vez en la cita

Un momento del ensayo el viernes pasado de Andris Nelsons con la orquesta vienesa
Un momento del ensayo el viernes pasado de Andris Nelsons con la orquesta vienesa

redacción / la voz

«Es un comienzo maravilloso para un nuevo año, empezar con algo positivo para darle al mundo la posibilidad de ser mejor que el anterior». Así resume el letón Andris Nelsons, de 41 años, una de las citas por excelencia del calendario musical internacional, el Concierto de Año Nuevo de Viena. El día 1 de enero -se podrá seguir por La 1 de Televisión Española a partir de las 11.15 horas- la Gran Sala Dorada del Musikverein de la capital austríaca acogerá un estreno doble: por un lado, Nelsons se estrena a la batuta en tan señalada fecha -aunque su colaboración con los músicos vieneses se prolonga ya desde el 2010- y, por otro, será la primera vez que se interprete una pieza de Beethoven -Doce contradanzas- para recibir el año nuevo. Un honor que le corresponde porque en este 2020 se celebrarán los 250 años de su nacimiento.

Son las dos principales novedades de la cita de este año, que, por lo demás, mantiene vivo su espíritu, dedicado a preservar, difundir y adaptar a los nuevos tiempos los valores musicales de la familia Strauss. Se han seleccionado casi una decena de piezas, aunque en este 2020 también se anuncian ligeras modificaciones. «Este año tocaremos una versión distinta de la Marcha Radetzky», anticipó durante la presentación del programa Daniel Froschauer, presidente de la Filarmónica de Viena. Una razón más política e histórica que musical, ya que los arreglos de la versión que se tocaba hasta ahora fueron introducidos en 1914 por el compositor Leopold Weninger, más tarde un destacado miembro del partido nazi. «Sabemos lo que ocurrió en el pasado y sabemos que no debe repetirse», explicó Froschauer la decisión de la orquesta.

Música visionaria

En el caso de Beethoven, prima también el hecho de que el compositor nacido en Bonn residió durante la mayor parte de su vida en Viena, donde murió en 1827. La Filarmónica y Nelsons ya se habían anticipado a este concierto y las celebraciones del 250 aniversario, ya que en octubre salió a la venta su integral de las nueve sinfonías del autor alemán. «Se necesitaba una orquesta puntera para la música visionaria de Beethoven, y eso éramos nosotros», presumió el presidente de la orquesta.

No es el único aniversario: el Musikverein celebra sus 150 años de vida. Un escenario reverenciado por los melómanos, que anhelan el privilegio de asistir al concierto del día 1 -las entradas no se pueden adquirir: se entra en un sorteo anual para que sea la suerte la que decida y, si uno es agraciado, entonces sí se pueden comprar- o al Festival de Salzburgo.

En esa conjunción de las tradiciones con los nuevos tiempos encaja Nelsons, que, pese a su juventud, mantiene una sólida formación enmarcada en los valores que caracterizan a la orquesta vienesa.

Amplia cobertura para un público de millones

Se estima que al menos cincuenta millones de espectadores en todo el mundo seguirán el Concierto de Año Nuevo. En España se podrá seguir a partir de las 11.15 y hasta las 13.45 aproximadamente a través de La 1 de Televisión Española, el canal internacional, en la web de RTVE y en Radio Nacional y Radio Clásica. Volverá a ocuparse de los comentarios Martín Llade -será su tercer concierto-, tras tomarle el relevo al fallecido José Luis Pérez de Arteaga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Andris Nelsons y Beethoven se estrenan en el Concierto de Año Nuevo de Viena