Una muestra del legado de Blanco Amor, «un home en primavera permanente»

La fundación que lleva el nombre del autor ourensano conmemora los 40 años de su muerte con una exposición


ourense / la voz

Fue en Vigo, el 1 de diciembre de 1979. El escritor ourensano Eduardo Blanco Amor fallecía a causa de un infarto a los 82 años de edad. Dejaba como herencia a la literatura más de una veintena de libros, incalculables horas de debates políticos y culturales y el ejemplo de la emigración gallega, entre otras muchas cosas. Hoy se cumplen cuarenta años del día en que se marchó y para conmemorarlo como merece, la Fundación Blanco Amor inauguró ayer la exposición Pervivencia e actualidade de Eduardo Blanco Amor.

La muestra viene a ser una retrospectiva de la obra del autor de A Esmorga. En ella se exhibe una parte de la bibliografía del ourensano, un total de 200 volúmenes. «Esto é o resultado de máis de 40 anos de traballo. Fun recollendo todo o que el escribía, así como o que os demais autores, literatos, periodistas... escribían sobre el ata conseguir unhas cincocentas obras», explicó Carlos Laíño, investigador y amigo de Blanco Amor, durante la inauguración de la exposición, situada en el Centro Cultural Marcos Valcárcel. Esos volúmenes no están solos, los acompañan un total de 26 ilustraciones realizadas por otra de las personas más allegadas al escritor durante su última etapa en Galicia, el artista Siro López. Se trata de dibujos de amplio formato hechos con pincel y témpera. Retratos compuestos por trazos sueltos a través de los cuales Siro descubre el rostro de Blanco Amor. Una iconografía totalmente nueva, creada para esta exposición.

El que fue caricaturista de La Voz de Galicia durante más de veinte años recibió la admiración de los demás participantes en la presentación, tanto que estuvo presente en los discursos de José Manuel Baltar, presidente de la Diputación de Ourense; de Luis Tosar, director de la Fundación Blanco Amor, y de Carlos Laíño. Los tres pidieron abiertamente que se valore el nombre de Siro para formar parte de las butacas de la Real Academia Galega, por el humor que ha conseguido figurar siempre en sus trabajos. Por su parte, el artista alardeó en sus palabras de esa retranca que le caracteriza: «Si, son humilde. Pero toda unha vida de humildade cansa, e hoxe, cando se cumpre medio século da miña primeira exposición e se inaugura a que quizais sexa a derradeira vou pasar da humildade e dicir o que penso destes debuxos que son a culminación dunha labor de reflexión sobre a esencia da arte». Siro explicó que en estas nuevas caricaturas ha plasmado al auténtico Blanco Amor que él conoció: «Con cores vivas, un home en primavera permanente, pero tamén cun interior complexo e entrañable».

«Esta mostra é o recoñecemento da valía de Blanco Amor, un escritor que con 74 anos púxose a escribir unha obra tan grande como é Xente ao lonxe. Sei que el estaría moi feliz de ver reunido o seu legado en Ourense, na que foi a súa patria literaria», dijo Tosar. El presidente de la fundación y de la Diputación, José Manuel Baltar, hizo hincapié en la trascendencia de la muestra a nivel cultural: «Con esta mostra damos un gran paso e facemos máis grande a un dos grandes das nosas letras». El catálogo de la exposición verá la luz como libro el próximo 16 de diciembre.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Una muestra del legado de Blanco Amor, «un home en primavera permanente»