Víctor Manuel: «La muerte de Nonito Pereira supone un disgusto enorme para Ana y para mí»

El cantante asturiano recuerda al empresario coruñés, gracias al cual conoció a su actual pareja y con quien mantuvo una gran amistad


redacción

La noticia del fallecimiento de Nonito Pereira ha tenido una repercusión muy especial para Víctor Manuel. No solo porque porque «era un hombre muy cariñoso, que siempre venía a nuestros conciertos», sino porque tuvo un papel trascendental en su vida en 1971: «El día que nos conocimos Ana y yo estuvimos bailando toda la noche en el Playa Club, a donde nos llevó él. Siempre nos hemos seguido viendo desde entonces. La muerte de Nonito Pereira supone un disgusto enorme para Ana y para mí». 

Resulta inevitable hacer mención a la célebre anécdota del año 2004, cuando la pareja estaba dando un concierto en el Coliseo. Le dedicaron un tema, pensando que había fallecido. «De repente, llegó su hijo corriendo al escenario diciendo que no, que estaba tomando una copa en el bar. Después vino al camerino y yo no sabía dónde meterme. Todo fue una confusión de que alguien empezó a llamar a la oficina diciendo que era la viuda de Nonito. Luego bromeamos mucho».

«Era un tío muy alegre. Siempre de buen humor, bromista y muy querido», recuerda Víctor Manuel, que se considera solamente uno más entre todo ese flujo de cariño. «Cuando hacíamos la gira de El Gusto es nuestro, también era muy amigo de Serrat y Miguel Ríos», señala. Para él, resultaba lógico: «Nos conocíamos de toda la vida. El estuvo en la música mucho años y era una persona muy cercana y cordial con la que resultaba muy fácil congeniar».   

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Víctor Manuel: «La muerte de Nonito Pereira supone un disgusto enorme para Ana y para mí»