«La oveja Shaun. La película: Granjaguedón», otra delicia en plastilina animada

La compañía británica Aardman confirma que puede competir con Pixar

Fotograma del filme dirigido por Will Becher y Richard Phelan
Fotograma del filme dirigido por Will Becher y Richard Phelan

Los británicos de Aardman son líderes en claymation, algo así como animación con plastilina o arcilla. Son los de Evasión en la granja (2000) y también trabajan a los divertidos Wallace & Gromit. La oveja Shaun es quizá su franquicia más exitosa como serie televisiva y después para la pantalla grande.

En el 2015 estrenaron la primera entrega y ahora llega Granjaguedón con la que insisten en dirigirse a los más pequeños sin despreciar a sus mayores, al tiempo que reivindican un humor singular tomando como norte los cómicos de la época silente, el socorrido slapstick y, claro, el uso inteligente de las referencias cinéfilas. Entre estas, la principal, ET de Spielberg, a la que se suman Encuentros en la tercera fase, 2001: Odisea en el espacio, La llegada y alguna más, porque la trama va de ciencia ficción, con una criatura que aterriza accidentalmente en las cercanías de la granja de Shaun y sus colegas.

Acabarán siendo piña y el objetivo es ayudarle a que regrese a casa, evitando a una científica sin escrúpulos, quizá víctima de un trauma infantil.

No hay diálogos, hay sonidos y gruñidos, porque centran el encanto de los personajes en su muy lograda gestualidad. Basta un parpadeo, unos ojos muy abiertos o un rictus de la boca -en especial en Shaun, pero también en el pequeño extraterrestre-, para expresar sentimientos o reacciones, con una maestría digna de la mejor animación tradicional, aquí en una peripecia que viaja más lejos.

Forograma del filme dirigido por Will Becher y Richard Phelan
Forograma del filme dirigido por Will Becher y Richard Phelan

Y es que se va al espacio, que es un territorio reservado a la herramienta digital pero resuelta aquí de manera espléndida, sin necesidad de usarla. La secuencia que parodia la obra maestra de Kubrick, incluyendo el vals El Danubio azul, es puro despiporre, como son las restantes. Son guiños para el público adulto, pero que los chavales disfrutan en una connotación más superficial.

También el tono ayuda, esa ironía socarrona que se gasta el rebaño en su relación con el perro guardián, a su vez con una peculiar relación con su amo granjero. Se agradecen animaciones así y al tiempo se confirma que si alguna productora puede competir con Pixar, esa es Aardman.

«A SHAUN THE SHEEP MOVIE: FARMAGEDDON»

Gran Bretaña, 2019.

Directores: Will Becher y Richard Phelan.

Guion: Jon Brown y Mark Burton (Personajes: Nick Park. Historia: Mark Burton y Nick Park).

Música: Tom Howe.

Animación.

86 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

«La oveja Shaun. La película: Granjaguedón», otra delicia en plastilina animada