El cura de Malpica conservó 49 años un filme hecho por la soprano María Luisa Nache

Xosé Ameixeiras Lavandeira
X. Ameixeiras CARBALLO / LA VOZ

CULTURA

Cedido

La diva de la ópera coruñesa grabó en 1970 la fiesta popular y religiosa de la inauguración de una iglesia en Vimianzo presidida por el cardenal Quiroga

23 sep 2019 . Actualizado a las 13:41 h.

En una pequeña aldea de la Costa da Morte se conservó durante 49 años una joya fílmica de la que es autora la soprano coruñesa María Luisa Nache, que en 1953 actuó en el teatro Scala de Milán junto a María Callas (también cantó con figuras como Mario del Monaco). La diva herculina grabó el 27 de septiembre de 1970, en una película de 8 milímetros, la inauguración de la iglesia de Castromil, en Salto (Vimianzo). ¿Y qué hacía una estrella del bel canto en este rincón de Soneira? Pues la llevó hasta ese lugar la amistad con la por aquel entonces maestra de Castromil, Carmen Neira Marcos, una profesora tan recordada en el pueblo que tiene plaza y busto dedicados por sus exalumnos. Curiosamente, las dos fallecieron casi al mismo tiempo: María Luisa, en 1985, y Carmen, en 1986.

Fotograma de la película en que se puede ver al cardenal Quiroga -luciendo la mitra y flanqueado por el cura Aquilino Fernández- encabezando la comitiva de camino a la celebración de la misa que dio por inaugurada la iglesia
Fotograma de la película en que se puede ver al cardenal Quiroga -luciendo la mitra y flanqueado por el cura Aquilino Fernández- encabezando la comitiva de camino a la celebración de la misa que dio por inaugurada la iglesia

La película fue restaurada y digitalizada recientemente por Ignacio Benedeti Corzo y el Archivo Gallego Histórico Analítico de Imágenes Cinematográficas (Aghadic). La cinta la tenía guardada el expárroco de Salto Aquilino Fernández Fentánez, que con solo 29 años promovió en los años sesenta la construcción de un complejo parroquial formado por el templo, un salón y una escuela. Cuenta Ignacio Benedeti, en su página de Facebook, que la película estaba «reseca». En el laboratorio de IB Cinema le dieron tratamiento y la digitalizaron.

Fotograma de la película en la que se puede ver a dos niñas con traje tradicional ensayando su baile
Fotograma de la película en la que se puede ver a dos niñas con traje tradicional ensayando su baile

Considera Benedeti, por otra parte, que no era nada habitual que en los años 60 y principios de los 70 una mujer se interesase por el uso de cámaras de cine de ocho milímetros y la manejase con habilidad, con lo que ha descubierto una faceta poco o nada divulgada de la soprano coruñesa, que triunfó en muchos escenarios de la mano del director Franco Corelli y a la que no siempre se le reconoció en España el valor que sí daban en Italia.

El 27 de septiembre de 1970 asistió a la fiesta parroquial, presidida por el aquel entonces ya mayor cardenal Quiroga Palacios, que, por cierto, falleció al año siguiente. Todo el vecindario acudió a un acto que aún se recuerda en la localidad. Por el objetivo de María Luisa Nache pasaron curas, políticos locales, el arquitecto de la obra, las niñas bailando piezas tradicionales y los vecinos, en general, en los momentos principales del acto y en uno de los días de fiesta más grandes que vivió la localidad. Curiosamente, en la parroquia, quieren celebrar el próximo año el 50.º aniversario de aquel acontecimiento, incluso con mejoras en la propia iglesia.

El cura Aquilino Fernández trató a María Luisa Nache y valora su talante, así como su implicación en la vida de una zona rural como la de Salto. Cuando la diva aparecía por la escuela para ver a su amiga, los niños se quedaban fascinados al ver a una dama con vestidos y collares como salida de un cuento de hadas.