Boimorto se enciende siete años después con una explosión de Luz

La anfitriona del festival, que no se había subido al escenario desde la primera edición, brilló con «Que corra el aire»


santiago / la voz

Boimorto se inundó de Luz cuando ya había caído la noche. No hay lugar como el hogar, y a su hogar regresó ayer Luz Casal para cantar Que corra el aire. Y el aire corrió en Orros. La anfitriona del Festival de la Luz se subió al escenario siete años después para presentar la última gota de genio de ese mar que es la carrera de la artista. 

«Gracias a todos vosotros una idea que parecía peregrina de montar un festival en donde he nacido se ha convertido no solo en una realidad, sino en algo espléndido», decía la artista, que también tuvo un agradecimiento especial no solo a la «la lealtad» de los asistentes, sino también «a mis vecinos» y a «los músicos que han ofrecido su talento para hacer que lo pasemos bien».

Después de un arranque íntimo, el festival estaba ayer a pleno rendimiento, con los tres escenarios ofreciendo esa interesante mezcla que siempre se da en Boimorto, en el que en el mismo día convive la Banda de Música de Arzúa -con fans entregados y una puesta en escena digna de la Panorama- con el pop melódico de las chicas de Cariño. Donde se dan la mano Putochinomaricón y los Santiaguiños de Boimorto. En el que Cepeda deja paso a BFlecha.

Entre concierto y concierto, nada mejor que tumbarse un poco para recuperar fuerzas y acercarse al Mercado de la Luz, en el que degustar galletas de trigo autóctono de A Castrexa, pasar un buen rato con los juegos de Brazolinda, no tener miedo a embarrarse para aprender alfarería e incluso ver en funcionamiento el huso y la rueca.

-¿Hay siempre esta cantidad de niños?

-¡Y más!

Los pequeños tienen su propio espacio en el Festival de la Luz, un área infantil con escenario propio y en la que tanto se puede aprender a hacer pizza como empezar a desarrollar apego por la literatura con la Libraría Pedreira. Pero claro, los más pequeños han venido a jugar. Así que en su espacio propio también hay hinchables, globoflexia, pintacaras y juegos tradicionales.

Y después de esta explosión de Luz, Boimorto se despide hoy de la fiesta con una jornada en la que se subirán al escenario Mikel Erentxun y la Orquesta Mondragón para poner el broche final a tres días de reivindicación de la modernidad del mundo rural. Los cabezas de cartel estarán acompañados también de Amparanoia, Ángel Stanich, Floridablanca, As netas de Maurizia y Silvia Penide, entre otros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Boimorto se enciende siete años después con una explosión de Luz