José García: «Me resulta más fácil trabajar para China que hacerlo en mi tierra»

El actor, que estrena el 9 «Lola y sus hermanos», será homenajeado en el OUFF


ourense / la voz

En la gala inaugural de las Xornadas de Cine e Vídeo do Carballiño (Xociviga) apareció, por sorpresa, un actor francés para entregar el premio Xociviga de Honra a la actriz Luisa Merelas. La gran mayoría de los asistentes al acto seguro que no alcanzaban a ponerle más referencia al aludido que la de un hombre con el que se cruzaron por las calles de la villa en estos días. O en cualquier otro verano, porque José García (París, 1966) no pierde la oportunidad de acudir a la casa familiar del barrio de Toscaña para disfrutar del paraíso de su infancia y de los amigos. Y del cine. Con cerca de tres décadas de carrera profesional, y casi 60 películas, José García ha trabajado con directores de la talla de Costa-Gravas (Arcadia), Jean-Jacques Annaud (Su majestad Minor), Regis Wagnier (Plaga final), Carlos Saura (El 7º día) o Miguel Curtois (Gal) y ha participado en comedias de éxito como Astérix y los Juegos Olímpicos. Como compañeros de reparto ha tenido desde Aznavour, Belmondo o Delón a Isabelle Huppert, Marion Cotillard o Carmen Maura, entre otros.

-¿Cómo surgió la participación en las Xociviga?

-Fue un honor y una verdadera satisfacción porque para mí son algo propio. Ahí -en el Auditorio Manuel María- está una exposición sobre los 50 años del Cineclub Carballiño y todo eso forma parte de mi propia historia personal.

-¿Acudía a las sesiones?

-Mi relación con el cine nació aquí. En Francia no tenía un cine cerca y cada verano llegaba aquí y veía un par de películas en la televisión al día. Y después iba a las sesiones del Alameda y el Rivas. Y con la transición ya fue la explosión cultural española. Yo vi en las sesiones del Cineclub Carballiño y en las Xociviga La naranja mecánica y todo Kubrick. Tenía 15 o 16 años y no había ningún problema... en Francia ni se me ocurría acercarme porque estaba prohibida para los menores de 18 años.

-El OUFF le entregará en septiembre la Calpurnia de Honor Internacional, ¿cómo lo valora?

-Es un honor que le premien a uno en su tierra. Quiero colaborar con el festival y tengo cosas y proyectos que aportar.

-¿Trabaja en alguna película?

-Se estrena ahora en España, el día 9, Lola y sus hermanos (Jean Paul Rouve) y tengo un rodaje pendiente para China.

-¿Es el mercado de futuro?

-He trabajado con Tony Lau en una película que se va a estrenar ahora y tengo una grabación que se iniciará en breve. El potencial es muy grande y la demanda también porque son escenarios, en el caso de los franceses, que conocen por el cine o el turismo y se le ofrecen como muy atractivos. Me resulta más fácil trabajar para China que hacerlo en mi tierra.

-Participó en «Gal» y trabajó con Saura ¿No le han llamado o no hubo ofertas de su interés?

-Quise desarrollar propuestas, incluso aportando la parte económica mayoritaria, pero no fructificaron. Espero que eso cambie y pueda trabajar más en España.

-¿Es cierto que quiso trabajar en Galicia?

-Tuvimos un proyecto muy avanzado, pero se frustró. Ahora las cosas han cambiado y la apuesta de Galicia por el cine es decidida. Algo se podrá hacer, además de que lo tenemos todo para crear historias maravillosas desde aquí para el mundo. Soy optimista. Lo veremos.

-¿Se ve del otro lado de la cámara?

-No. Sí como guionista. Me he formado con Nicolas Benamou, con quien hice A fondo, y tengo varias historias escritas. Estamos trabajando entre los dos con empresas de EE. UU. e Inglaterra para llevarlas a la pantalla.

-¿El futuro es...?

-Nada parecido a lo que conocemos. Se necesitan historias de autor, cosas pequeñas pero intensas, y en soportes que cambiarán constantemente. Habrá salas, pero múltiples medios y ofertas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

José García: «Me resulta más fácil trabajar para China que hacerlo en mi tierra»