«Yesterday»: Un mundo sin los Beatles

Danny Boyle ha creado una película de estructura y diálogos impecables, que cojea en el tratamiento de la memoria y la educación sentimental y musical de nuestras vidas


Por la noche, mientras pedalea en su bici, en el breve lapso de un repentino apagón, un aspirante a cantante, que trabaja reponiendo en un súper, sufre un accidente. Despierta en el hospital, adonde lo va a buscar su novia. Todo va bien. En la fiesta de bienvenida que le hacen sus amigos canta Yesterday de los Beatles, con un asombroso resultado: todos lo felicitan por componer una canción tan hermosa. En el universo paralelo al que ha accedido tras el accidente, nadie conoce a los de Liverpool ni sus canciones -el involuntario plagiario lo comprueba en Internet-, así que desde ahí, el dinero y la fama parecen aguardar al protagonista.

 El autor de un argumento tan disparatado y surrealista es Richard Curtis, imaginativo, veterano y sólido guionista de televisión -La víbora negra, Mr. Bean, Spitting Image- y de películas tan conocidas como Cuatro bodas y un funeral o Notting Hill, así que no sorprenderá si afirmamos que la estructura y los diálogos de Yesterday son impecables. También las interpretaciones, discretas, pero agraciadas con un encanto innegable, nos van ganando poco a poco; desde la de Himesh Patel, actor indio nacido en Inglaterra que da vida al farsante, hasta la delicada encarnación de Lily James -la novia del protagonista-, pasando por la divertida composición de Maryana Spivak como una algo mefistofélica empresaria y representante. Y además, ¡milagro!, Danny Boyle aparca casi totalmente sus agotadores excesos de montaje asociativo y acumulativo, a lo Trainspotting o Slumdog Millionaire, dirigiendo el filme con agradecida sencillez y permitiéndose incluso jugar a lo obvio como en la secuencia que suena Here comes the Sun mientras la cámara recorre los soleados Hollywood Boulevard o Venice. 

Pero -casi siempre hay un pero y este es gordo-, a pesar de lo bien que nos tragamos la película -con la valiosa ayuda de un puñado de canciones bien conocidas-, una incómoda sensación nos va poseyendo a medida que avanza la función. La insoportable levedad del asunto deviene en una conclusión decepcionante y previsible. Uno se da cuenta de que esperaba un poquito más. Algo más sobre la memoria, la educación sentimental y musical de nuestras vidas, las caretas que nos ponemos y la identidad. «De repente ya no soy el que era», cantaba Paul McCartney.

YESTERDAY

Reino Unido, Estados Unidos, 2019.

Director: Danny Boyle.

Intérpretes: Himesh Patel, Lily James, Michael Kiwanuka.

126 min.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

«Yesterday»: Un mundo sin los Beatles