El vértigo de entrar en un cuadro

Arranca en Ferrol la exposición virtual que permite explorar tres obras maestras del Museo Nacional Thyssen, pintadas por Vincent van Gogh, Piet Mondrian y Balthasar van der Ast

Experiencia para sentir. Escolares de distintos centros de la ciudad fueron los primeros ferrolanos en disfrutar de la exposición que Endesa trajo a Ferrol, tras su estreno en Madrid el pasado año y su exitoso paso posterior por Sevilla
Experiencia para sentir. Escolares de distintos centros de la ciudad fueron los primeros ferrolanos en disfrutar de la exposición que Endesa trajo a Ferrol, tras su estreno en Madrid el pasado año y su exitoso paso posterior por Sevilla

Ferrol / La Voz

Entre la curiosidad y la emoción. Así vivieron los ferrolanos el desembarco en la ciudad de la exposición «Entrar en el cuadro», la muestra virtual del Thyssen que, patrocinada por Endesa, permitirá -hasta el domingo 16- al público gallego acercarse de una manera innovadora a tres joyas pictóricas de la pinacoteca: Les Vessenots en Auvers (1890) de Vincent van Gogh, New York City 3 (1941) de Piet Mondrian y un bodegón de Balthasar van der Ast: Vaso chino con flores, conchas e insectos (1628).

En la primera de las tres jornadas de la exposición, las instalaciones del Museo de la Construcción Naval (Exponav) registraron un goteo incesante de visitantes. Primero grupos de escolares y después vecinos y turistas que, con reserva o sin ella, no quisieron dejar pasar la oportunidad de disfrutar de la experiencia de colarse en estas obras maestras del arte.

Y lo cierto es que la propuesta sedujo por igual a jóvenes y mayores. Los primeros, a pesar de estar más familiarizados con la realidad virtual, accedían a los iglús donde se inicia la experiencia multisensorial decididos a dejarse sorprender. «Lo más divertido es que sientes que realmente estás dentro, y que puedes tocarlo todo, aunque claro, no eres capaz», señala Ismael Carballeira, estudiante del IES Sofía Casanova, quien mostraba su predilección por la visión de Manhattan que ofrece el lienzo de Piet Mondrian. Una opinión compartida por buena parte de sus compañeros.

Entre los mayores triunfa sobre todo el óleo de Van Gogh. «É unha experiencia incrible. O contraste de sons, as tonalidades dos campos... E despois é tremenda a sensación de vertixe no cadro de Nova York», apunta impactada Chus Prieto, justo tras quitarse las gafas de 3D. Junto a ella, la veterana Pilar Díaz confiesa que se le saltaron las lágrimas de la emoción. «Es mejor que estar en el Thyssen, porque aquí recorres la escena por dentro», confirma impresionada.

«Poder interactuar es una pasada, un lujo. Te quedas con ganas de más», corrobora Claudio Alonso.

La muestra puede visitarse sábado y domingo -entre las 10 y las 20 horas- en Exponav.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El vértigo de entrar en un cuadro