Los Red Hot Chilli Peppers, vistos por la mirada de 40 niños pontevedreses

Un grupo de alumnos de una escuela de música revisan íntegro el disco «Californication» en su 20.º aniversario

UNO DE LOS ALUMNOS DE LA ESCUELA DE MÚSICA BONOBO INTERPRETANDO «CALIFORNICATION» DE RED HOT CHILLI PEPPERS CON SU PROFESOR
UNO DE LOS ALUMNOS DE LA ESCUELA DE MÚSICA BONOBO INTERPRETANDO «CALIFORNICATION» DE RED HOT CHILLI PEPPERS CON SU PROFESOR

redacción / la voz

Si los Red Hot Chili Peppers volvieran a tocar en Galicia (lo hicieron en el 2004, en un recordado concierto en el Monte do Gozo) tendrían 40 nuevos fans. Pero no unos seguidores cualquiera. Los alumnos de la escuela de música Estudo Bonobo de Pontevedra se han metido de lleno en Californication, uno de los discos estrella de los americanos. «En el 2019 se cumplen 20 años de su edición y pensamos que era un disco muy interesante para que lo tocasen los chicos como proyecto de fin de curso», explica Gonzalo Maceira, director de la escuela.

La cosa viene de atrás. No es la primera vez que en esta escuela se embarcan en un proyecto de estas características. El año pasado se atrevieron a reinterpretar íntegramente el In Rainbows de Radiohead. Con este segundo paso se consolida un modo muy particular no solo de aprender a tocar rock, sino de conocer su historia desde dentro. El resultado fue la interpretación tema a tema del disco.

«Los niños que participan en el proyecto ni habían nacido cuando se editó el disco», recuerda Maceira. «Cuando le ofreces a un alumno participar en un proyecto así es una pasada, porque ellos están alucinando con el descubrimiento», añade. Sí, antes de este curso el nombre de Red Hot Chilli Peppers resultaba totalmente desconocido para la mayoría. Ahora todo ha cambiado: «Están muy flipados con John Frusciante [el guitarrista de la banda]. Me vienen y me hablan de sus discos en solitario y todo. Están muy metidos en el grupo».

¿Qué les ha aportado en lo musical? «Se han metido en un disco complejo. Lograr el sonido de Red Hot Chilli Peppers es algo muy complejo, por no decir imposible», señala el profesor. «Desgranar su trabajo de esa manera es superinteresante, incluso para los profesores que descubren un montón de cosas. Está el groove de Flea y Chad, las guitarras tremendamente imaginativas y el rapeo, que es también muy especial. En algunos casos hemos hecho adaptaciones. En otros hemos sido totalmente fieles al original».

Ahí, entre las líneas elásticas de Around the World, la furia roquera de Easily y la mítica melodía de Otherside, se juntaron todos esos jóvenes corazones latiendo un rock muy especial. Los chicos, cuyas edades van de los 8 a los 18 años, aprendieron y estuvieron asesorados durante todo el curso por músicos que militan en bandas como Bala, Diola, Cat People o Cora Sayers.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Los Red Hot Chilli Peppers, vistos por la mirada de 40 niños pontevedreses