Viñetas desde o Atlántico apuesta por una visión más alternativa del cómic

El salón de banda diseñada de A Coruña se celebrará entre los días 5 y 11 de agosto

El concejal de Culturas, José Manuel Sande (izquierda), y Miguelanxo Prado presentaron el cartel del certamen
El concejal de Culturas, José Manuel Sande (izquierda), y Miguelanxo Prado presentaron el cartel del certamen

A Coruña

Hay que reconocerle a los organizadores de Viñetas desde o Atlántico que tras 22 ediciones todavía conservan la capacidad para sorprender a los siempre exigentes fans del cómic, según el programa que se presentó ayer en el ayuntamiento coruñés. Al salón del cómic de A Coruña -o feria, como prefiere denominar al evento su director, Miguelanxo Prado-, podrá achacársele en esta edición la ausencia de una figura internacional que alcance la categoría de leyenda, un gancho que sirva para titular y formar una cola en la firma de ejemplares que dé la vuelta al Kiosco Alfonso. Pero en absoluto puede hablarse de falta de calidad ni de propuestas interesantes. Es más, tras 22 años de repaso anual a lo más destacado de la banda diseñada, Viñetas eleva la vista y pone su objetivo en una serie de autores que han asumido riesgos importantes para sacar adelante sus obras.

Es el caso de Monteys, célebre por sus colaboraciones humorísticas en El Jueves, pero que se ha atrevido a darle un giro a su carrera metiéndose de lleno en una serie digital de ciencia ficción, ¡Universo!, que llegó a estar nominada a un premio Eisner. Una auténtica joya que obliga a mirar al autor con otros ojos. Y riesgo supone también atreverse a adaptar al cómic a Stefan Zweig, más concretamente El jugador de ajedrez, labor que ha cumplido de manera impecable el francés David Sala, convirtiéndose su prodigiosa versión ilustrada en todo un fenómeno editorial. 

Tradiciones mexicanas

Otros autores de cuya presencia y obra se podrá disfrutar entre el 5 y el 11 de agosto en A Coruña son el mexicano Tony Sandoval, dos veces nominado los premios Eisner, con su particular mundo fuertemente marcado por las tradiciones mexicanas, entre lo macabro y lo mágico. O Antonio Navarro, ilustrador de la generación que publicó en revistas como Cairo y Cimoc en los ochenta y que derivó su arte hacia la animación.

A estos nombres hay que sumar los de la inglesa Isabel Greenberg, que asombró a todo el mundo con la publicación de su primera novela gráfica, The Encyclopedia of Early Earth, con tan solo 25 años; y el del portugués Jorge Coelho, célebre por sus trabajos para Marvel en colecciones como Venom y Rocket Raccoon, el mapache de Guardianes de la Galaxia.

La cuota gallega la pone Abel Alves, del que todavía está fresco A tumba de Breogán, una ficción histórica que cuenta con protagonistas como Eduardo Pondal, Manuel Murguía o Emilia Pardo Bazán. Y también Yolanda Castaño, poeta que entra en la escena comiquera por derecho propio con O puño e a letra, un cómic poético para cuya elaboración ha contado con un total de cuarenta ilustradores de la talla de Fran Bueno, Fran Jaraba, David Rubín, Santy Gutiérrez, Xosé Tomás, Jano o el propio Miguelanxo Prado, entre otros.

En resumen, un plantel de invitados tan heterogéneo como apetecible por lo que supone de reto y de descubrimiento, uno de los pilares sobre los que siempre se ha sustentado Viñetas, el de ir más allá y abrir nuevos mundos tanto al aficionado al cómic como al profano.

Una exposición para conmemorar el 90.º aniversario de Tintín

Este año se conmemora el 90.º aniversario de la publicación de Tintín en el país de los Soviets, el primer volumen de una saga que terminaría por convertirse -con permiso de Corto Maltés de Hugo Pratt- en el gran referente del cómic de aventuras y en un fenómeno que trascendería el papel para entrar en todos los ámbitos culturales. Viñetas no podía obviar esta efeméride y dedicará su exposición principal, la que ocupa el Palacio Municipal de María Pita, a la figura del joven y resabido reportero creado por Hergé.

Se mostrará la colección de uno de los tintinófilos más destacados, que reside en Galicia: «Este home ten todas as edicións que se fixeron no mundo de Tintín, incluso unha en corso da que solo se fixeron 200 exemplares», apuntaba ayer Miguelanxo Prado, que aseguró que se trata de «unha desas exposicións que acaban xuntando ao grandísimo público, sexa ou non fan de Tintín, co afeccionado máis furibundo, polo que será seguro unha das xoias desta edición de Viñetas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Viñetas desde o Atlántico apuesta por una visión más alternativa del cómic