Xoel López: «La vida siempre te sorprende»

El cantante coruñés confiesa su morriña y adelanta que, por vez primera vez, compone nuevas canciones sin hacerlo en solitario


Me encuentro con Xoel López (A Coruña, 1977) a media mañana en un café de la ciudad y, entre el saludo de sus amigos, me cuelo y le pido la entrevista: «Esta tarde», me dice. Una suerte, porque resulta ser un tipo encantador. En la larga distancia, desde sus discos, desde el escenario, desde la tele, ya me parecía bueno. Pero frente a frente es mucho mejor.

-¿Qué está haciendo ahora?

-Canciones, pero por primera vez no las estoy haciendo yo solo. Estoy componiendo con David Quinzán. Era algo que quería hacer desde hacía tiempo: componer para mi disco pero con canciones hechas no solo por mí. Al fin y al cabo ya llevo muchos discos componiendo yo solo.

-Llegará un momento que no hay experiencias para contar.

-La vida siempre te sorprende, es cambiante y hay que estar alerta. No entramos en bucle... salvo que entres. Pero tenemos la responsabilidad de no hacerlo. Inconscientemente uno busca siempre nuevos caminos. Hay que estar en la aventura y conectado con las emociones. Hay que estar ávido. De ahí es de donde salen las canciones.

-¿Es necesario el desasosiego para ser más creativo?

-No. El desasosiego te permite estar más conectado con lo que te pasa de modo que terminas conociéndote mucho más. Pero el verdadero poeta es un tipo que te hace una poesía de una mosca; el que consigue evocar con cosas mundanas, sublimar. Para eso no hace falta estar mal, hace falta ser sensible.

-¿Mucho festival este verano?

-Yo no tengo ni veranos tan petados ni inviernos tan vacíos. Llevo toda la vida tocando en festivales, pero tengo otros formatos.

-Usted vive en Madrid...

-En Chamberí.

-¿Hay que vivir en Madrid para estar en la pomada?

-Es una buena pregunta esa. Yo me fui de A Coruña con 20 años. Estuve en Buenos Aires... Hace cinco años que he vuelto a Madrid. Me gusta mucho, pero siento mucha morriña. Vengo todo lo que puedo. Estar en el centro geográfico de la península ayuda mucho para girar.

-No puedo olvidar lo que contó en esta página Javier Veiga sobre Madrid. Decía que tiene muy mala calidad de vida pero muy buena calidad de vidilla...

-Ja, ja. Me parece una excelente definición. Me la quedo.

-¿Qué es lo que más echa de menos allí?

-La familia, los amigos... Pero sobre todo esa calidad de vida.

-Aquí seguro que mucha gente lo conoce y le saluda ¿Le molesta, le gusta...?

-De momento es manejable. No me gusta mi trabajo por la exposición pública.

-¿Le ha cambiado mucho la paternidad?

-Empiezo a sentir que ya se ha asentado en mi vida. El cambio de dimensión ya está hecho.

-Usted hace canciones que tocan el corazón de la gente. Eso es un gran poder...

-Es un poder pero solo para lo bueno. Yo no tengo una escopeta, tengo una flor. Es un poder que solo funciona para el bien. La música te puede sacar de un día gris o ayudarte a celebrar un buen día.

-¿Guarda un recuerdo de su mejor concierto arriba y abajo?

-Abajo, el concierto de los 1000 años. Recuerdo que eran tres días pero yo solo tenía dinero para pagarme uno. Elegí el que juntó a Wilson Picket, Eric Burdon, Jerry Lee Lewis y Chuck Berry. Y arriba, seguramente Benicasim en el 2001 porque aquel día pensé que sí, que tal vez sí podría dedicarme al mundo de la música.

-¿Alguna vez ha escuchado una canción y ha pensado: «Por qué no se me ocurriría a mí»?

-Veinte mil veces. Recuerdo la primera, escuchando en un walkman Walk on life de los Dire Straits. Con esa canción me planteé lo que era la composición.

-¿Recuerda la primera vez que se enamoró?

-Sí. En el instituto siempre estaba enamorado de alguna chica de mi clase.

-¿Encontraría cuatro palabras para sí mismo?

-¡Qué difícil!... Curioso, sensible, impaciente y tenaz.

-¿Y para A Coruña?

-Amplia, bella, divertida y libre.

-Del Dépor, claro.

-Muy deportivista y me estoy comiendo una temporada horrible.

-¿Ascenderá?

-Yo soy optimista, pero todo depende del partido con el Mallorca. [La entrevista se realizó a finales de la semana pasada]

-¿Con qué se entretiene?

-Me gusta mucho el fútbol y jugaba hasta que me fastidié el menisco. Jugaba a nivel pachanga.

-¿De qué se arrepiente?

-Quizás de no haber estudiado más música. Sabiendo que me iba a poder dedicar a esto, podía haber creído más en la idea y me hubiera preparado algo mejor para ello.

-¿Que le repugna?

-El narcisista, el egocéntrico.

-Dígame una canción.

-Ojalá, de Silvio Rodríguez.

-¿Qué es lo más importante en la vida?

-Vivirla intensamente. Que no se te pase.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Xoel López: «La vida siempre te sorprende»