«Lo dejo cuando quiera»: La gracia, ni está ni se le espera

El filme fracasa en la aspiración de la buena comedia: divertir con inteligencia


Sí, dónde está la gracia porque esto ya lo vimos en otras exportadas por Hollywood, quizá la más evidente Resacón en Las Vegas -trilogía iniciada en el 2009- pero podemos remontarnos a Desmadre a la americana (1978) y unas cuantas más, junto al evidente guiño paródico a la serie Breaking Bad, más allá de adaptar libremente al éxito italiano Smetto quando voglio (1974). El título de apertura no es gratuito, pues cuando se pretende filmar comedia, su aspiración mínima debería ser divertir con inteligencia, provocar sonrisa e incluso carcajada, trabajar el gag -un chiste filmado no es un gag- y, en suma, activar la complicidad del espectador. Se niega todo eso, excepto en un par de secuencias y un caricato afortunado vestido por Ernesto Alterio. Finalmente, dos consideraciones que no son baladí. La primera, la sospechosa unanimidad de la crítica mesetaria en cuanto a ofrendas florales a Lo dejo cuando quiera, y la segunda, que va camino de taquillazo, con más de ocho millones y subiendo -es mucho para lo que ahora se estila-, lo cual es atribuible a la coproducción de Telecinco y la correspondiente promoción en antena.

Admitamos lo bien que se lo pasó el reparto en el rodaje porque se les ve muy sueltos, pero más allá de que el guion sea responsable de su chapoteo en el tópico, al director habrá que recomendarle una terapia intensiva de clásicos del género que culmine en un máster para asumir su próxima comedia, ya en camino -Operación Camarón, para 2020- y que, o se produce un milagro, o volverá a adolecer de una tendencia a la caricatura en el manejo de actores, y otra vez el virus televisivo, consecuencia de no discernir entre el tempo de la pequeña pantalla y el tempo cinematográfico, o, si se prefiere, el ritmo compulsivo del que es su antagónico. O confundir diálogos con ocurrencias. Añadamos el inevitable epílogo resignado: si el público asiste a las salas para descojonarse con esto, enhorabuena. Pero no confundamos la risotada con la gracia, que todavía hay clases.

«LO DEJO CUANDO QUIERA»

España, 2019.

Director: Carlos Theron.

Intérpretes: David Verdaguer, Carlos Santos, Ernesto Sevilla, Ernesto Alterio, Cristina Castaño, Amaia Salamanca, Miren Ibarguren.

Comedia.

98 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

«Lo dejo cuando quiera»: La gracia, ni está ni se le espera