William Boyd: «La campaña del 'brexit' ha sido una fantasía que la gente se ha creído»

Xesús Fraga
xesús fraga REDACCIÓN / LA VOZ

CULTURA

William Boyd admira la obra de Stevenson y Chéjov
William Boyd admira la obra de Stevenson y Chéjov benito ordoñez

El autor británico publica «El amor es ciego», una novela de adictiva trama sobre un escocés afinador de pianos

07 may 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Un afinador de pianos escocés, una cantante rusa y un pianista irlandés forman el triángulo de pasiones y odios que el escritor británico William Boyd (Ghana, 1952) arma en su última novela, El amor es ciego (Alfaguara). Boyd sigue los pasos del afinador en una trama tan adictiva como la de sus anteriores historias, con ecos de dos grandes nombres literarios a los que admira: Stevenson y Chéjov.

-Su personaje principal es el afinador y no el pianista. ¿Lo que sucede entre bambalinas es a veces más interesante que lo que vemos sobre el escenario?

-Sí, así es. Y tenía otros motivos para elegirlo como protagonista. Es muy complicado escribir una novela sobre música. ¿Qué puedes decir? ¿Que el segundo movimiento fue brillante? Pero quería escribir una historia sobre música y me di cuenta de que necesitaba un enfoque distinto, un portal de entrada que no fuese un intérprete o un compositor. En Londres vi a un afinador trabajando con un piano y me dije «eureka: ahí lo tengo». Cuando conocí a un afinador de pianos de primer nivel que me ayudó muchísimo me di cuenta de que había tenido un golpe de suerte, porque es mucho más interesante escribir sobre música, como usted dice, desde el punto de vista de las bambalinas, sobre alguien que es esencial -los virtuosos no pueden tocar el piano si no está perfectamente afinado-, una figura en la sombra.