«¡Shazam!»: Otra coña superheroica

Divertida y con momentos de mucha chispa, la película es buen cine de entretenimiento


Lograr que a estas alturas del XXI una de superhéroes te sacuda las neuronas, debe ser un desafío como los 8848 metros del Everest para un alpinista con vértigo... Los mandamás de DC no podían dejar de subirse al carro de Ant-Man (2015) y alguna más de su competidora Marvel, esto es apostar por la comedia, con bastante parodia y no descuidar el irrenunciable ingrediente mainstream para recuperar el centenar de millones invertidos -el pasado fin de semana ya los había triplicado en el mercado mundial y subiendo- y asegurar continuidad a la franquicia. Haber elegido al también youtuber sueco David F. Sandberg puede haber restado energía a esta versión, aunque a cambio luzca la frescura de mirada del ajeno y la agilidad narrativa demandada por la parroquia palomitera. Seguro que habría tenido otra sustancia en manos de un Richard Donner, un John Hughes, y por qué no, un Spielberg dispuesto a seguir alimentando su alma de niño grande, ya que eso es el protagonista, un crío que se convierte en superhéroe al pronunciar la palabra mágica.

Yendo al grano y admitiendo que tiene momentos de mucha chispa y sana diversión, en un contexto de efectos digitales tan bien redondeados como bien administrados para que la parafernalia ruidosa no ahogue a los personajes, se echa de menos una mayor profundización en el contexto social. El crío protagonista, con más de súper que de héroe, comparte con otros a una familia de acogida, circunstancia que aportaría sugerentes lecturas pero que los guionistas -ignoro si por fidelidad a un cómic que no conozco- renuncian a trabajar mucho. Habría quedado estupendo dar más espacio a esos variopintos hermanos circunstanciales, o al eterno dilema de la adolescencia y su deseo de reencontrarse a si mismo. Por contra, el villano vestido por Strong, está muy bien dibujado, de una caricatura contenida, que hace que la película funcione, incluidas algunas referencias y guiños, como el de la última secuencia, que no desvelaré. Tampoco tiene la oscuridad del universo marveliano, pero se trata de pasar buen rato, que no es cine de tesis.

«¡SHAZAM!»

EE UU., 2019.

Director: David F. Sandberg.

Intérpretes: Zachary Levi, Jack Dylan Grazer, Asher Angel, Mark Strong, Djimon Hounsou, Grace Fulton, Michelle Borth.

Fantástico.

132 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«¡Shazam!»: Otra coña superheroica