Última oportunidad para ver en directo al líder de Dire Straits

Mark Knopfler, que actúa hoy en A Coruña, anunció que tras esta gira se retirará de los escenarios


A Coruña / La voz

Lo que comenzó como un rumor -algo recurrente cada vez que viene a actuar un músico en edad de jubilación-, lo confirmó el propio Mark Knopfler en el concierto que ofreció en el Palau Sant Jordi de Barcelona la semana pasada. El líder de Dire Straits se retira de los escenarios. En cuanto termine la gira mundial que le acercará a A Coruña esta viernes, no volverá a actuar en directo o, al menos, no se embarcará de nuevo en un tour de las dimensiones de este, que todavía lo tendrá en la carretera hasta el próximo otoño, recorriendo Canadá y Estados Unidos tras haber barrido Europa.

«Soy ya un hombre muy mayor», aseguró el guitarrista en Barcelona. Y lo hizo al poco de comenzar el concierto, justo al terminar la primera canción, Why Aye Man, como si quisiera advertir a todos sus seguidores allí congregados de que aprovechasen la noche, que no se perdieran nada, porque no habría más oportunidades de vivir algo semejante. Ante la clamorosa reacción del público, Knopfler intentó calmar a los fieles matizando que esto no supone su retirada absoluta de la música, que seguirá componiendo canciones y grabando discos. Así que seguiremos escuchando a Mark Knopfler, pero si lo volvemos a ver por estos lares será porque ha venido a comer marisco, sin más.

Cierto es que Knopfler no necesita de este tipo de anuncios para reventar aforos, pero de alguna manera el concierto de esta noche en el Coliseo de A Coruña adquiere un cariz más importante del que ya tenía, que no era escaso. Cuatro meses antes de esta fecha se colgaba ya el cartel de entradas agotadas y durante la jornada de ayer abundaron en las redes los mensajes desesperados de los fans menos previsores en busca de algún pase de reventa. Al precio que fuera.

Knopfler, que en agosto cumplirá 70 años, llega presentando su último disco, Down the Road Wherever, un título contradictorio con su deseo de abandonar las giras. Pero consciente de la sensación amarga que el anuncio de su despedida puede dejar en el público que abarrota sus conciertos, el músico se está mostrando especialmente generoso en estos últimos directos, que más parecen una antología de su dilatada carrera -Dire Straits incluidos- que la presentación de un nuevo trabajo discográfico. Desde el comienzo de cada actuación está jalonando su repertorio con clásicos de distintas épocas, entre los que está incluyendo Your Latest Trick, Romeo and Juliet o Once Upon a Time in the West, y dejando para los bises Money for Nothing y el tema que sirvió de banda sonora para la película Local Hero: Going Home. Quizá un mensaje velado sobre su retirada.

Usar o no usar el móvil en los conciertos

Javier Becerra
ASISTENTES AL CONCIERTO DE ALEJANDRO SANZ EN A CORUÑA GRABANDO LA ACTUACION CON SU TELEFONO MOVIL
ASISTENTES AL CONCIERTO DE ALEJANDRO SANZ EN A CORUÑA GRABANDO LA ACTUACION CON SU TELEFONO MOVIL

Las medidas extremas adoptadas por Bob Dylan en Santiago para que la gente no pudieran encender los «smartphones» ponen una vez más sobre la mesa el debate

Ir a un concierto y, cuando suena la canción mítica, sacar el móvil y grabar. Ir a otro y, al establecerse la conexión total con el artista, de pronto perderla porque entre el espectador y el artista se interpone la pantalla del smartphone de otra persona. Son las dos caras de una moneda en la que se pueden ver reflejados la mayoría de los asistentes a conciertos. Falta otro punto de vista, el del artista. «O ideal como músico é que non existisen os móbiles, pero creo que estamos nun punto no que é imposible parar iso», señala Xosé Manuel Budiño.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Última oportunidad para ver en directo al líder de Dire Straits