Salif Keita: «Quiero que todo el mundo sienta las vibraciones positivas de África»

El malinense actúa en A Coruña este fin de semana, dentro de la gira del que será su último trabajo

SALIF KEITA EN UNA IMAGEN ACTUAL
SALIF KEITA EN UNA IMAGEN ACTUAL

redacción / la voz

Ha anunciado que Un Autre Blanc será su último disco. Salif Keita, que actúa el sábado 20 en A Coruña (Teatro Colón, 20.30 horas, 20/26 euros) dice que grabar un álbum se ha convertido en «un proceso largo y agotador» en donde «la recompensa económica ya no existe para los creadores». Asegura que en el futuro hará temas sueltos o colaboraciones con otros artistas, pero que no habrá otro elepé a su nombre.

-Su vida ha estado condicionada por su albinismo. La música fue un refugio. ¿Hubiera sido músico de no ser por esa circunstancia?

-Eso es difícil de contestar. Yo lo que puedo decir es que hice lo que tenía que hacer en las circunstancias en las que me encontraba cuando era adolescente. Desde entonces, he tenido la suerte de que mi música ha llegado a muchas personas en todo el mundo y de que he podido usarla como un vehículo para abogar por las personas que viven con albinismo en toda África y otras causas que me apasionan.

-Eso le ha llevado incluso a crear una fundación. ¿En qué trabaja?

-Tratamos de ayudar a tantos albinos como nuestros limitados recursos nos permitan. Especialmente, para afecciones de la piel y cáncer de piel, que son un resultado directo de la exposición al sol. Actualmente, estoy enfocando todos mis esfuerzos en el fin del asesinato y la persecución de los albinos por razones supersticiosas. Aún se dan en muchos países africanos, incluyendo Mali, Malawi o Tanzania. También para la recaudación de fondos para un hospital para niños albinos en Bamako. Y la campaña por el trato humano a los migrantes africanos y el fin inmediato de la explotación sin escrúpulos de su situación, liderada por la Cruz Roja.

-Pese a esa dura situación, su música suena luminosa y positiva.

-Absolutamente. Sí, quiero que todo el mundo sienta las vibraciones positivas de África. Los medios de comunicación han estado tradicionalmente pintando una imagen de África que es demasiado negativa. Me gustaría ayudar a cambiar eso con mi música.

-Cada cierto tiempo la música pop mira a África para buscar ideas y oxigenarse. Desde David Byrne a Paul Simon, pasando por Vampire Weekend se han fijado en el afro-pop. ¿Qué le parece?

-La verdad es que no me gustan las etiquetas, pero pienso que la música africana es una base esencial para todas las formas musicales. Como tal, ha sido una fuente de ideas e inspiración para ritmos y melodías durante mucho tiempo. Eso sí, esta circunstancia no fue reconoció correctamente en el pasado.

-Se habla, en ese sentido, de apropiación cultural, denunciando que los músicos blancos toman una música que no es suya y le sacan rédito comercial. ¿Qué postura tiene usted sobre eso?

-Bueno, creo que se debe acreditar el origen de las cosas. No está bien usar cosas sin referencia y difundirlo sin contar con los creadores y fuentes originales de lo que se explota. Al mismo tiempo, creo que hay ahí una lección para músicos y artistas africanos: debemos mejorar nuestras habilidades para difundir y vender nuestra música en el mercado global. En el pasado, eso ha sido una deficiencia que debemos abordar.

«Me gustaría colaborar con un artista latino»

Salif Keita es un artista muy prolífico en las colaboraciones. Durante su carrera ha trabajado con músicos como Carlos Santana, Wayne Shorter, Grace Jones o Vernon Reid.

-¿Con qué artista le hubiera gustado colaborar que aún no ha podido hacerlo?

-Realmente no tengo nombres concretos de personas, pero, si es posible, me gustaría colaborar con un artista latino en algún momento. Quizás también con un joven artista urbano americano.

-En viejas entrevistas se mostraba muy esperanzado con la llegada de Barack Obama al poder en los Estados Unidos. ¿Cómo ha recibido el triunfo de Donald Trump?

-La verdad es que me preocupa mucho la situación de los derechos humanos en los Estados Unidos en este momento. Es extraño porque es algo que nunca me preocupó antes de los Estados Unidos. De todos modos, estoy deseando visitar los EE.UU. en julio.

-¿Puede ser esta su última gira, tratándose de la de su último disco?

-No, eso es algo que probablemente se ha interpretado mal. Llevo tocando 50 años y ya no sé donde está el botón para desactivar esa función. En cualquier caso tengo que pensar que pronto cumpliré 70 años y, por eso, ahora estoy eligiendo con más cuidado los conciertos. La planificación de mis futuras giras y viajes deben tener en cuenta mi edad.

-¿El último repertorio tendrá un papel especial?

-En mis conciertos actuales expongo algunas de las canciones de Un Autre Blanc, junto con algunas de las canciones más conocidas de álbumes anteriores. Hay para todos, tanto para los que quieren lo nuevo, como para los que buscan lo antiguo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Salif Keita: «Quiero que todo el mundo sienta las vibraciones positivas de África»