Dinero, cocaína y falta de escrúpulos en Wall Street

CULTURA

LOS TRES PROTAGONISTAS DE BLACK MONDAY
LOS TRES PROTAGONISTAS DE BLACK MONDAY

«Blak Monday», la serie que se puede ver en Movistar+, recrea en todo de comedia las semanas previas al Lunes Negro en un clima amoral donde todo vale

15 abr 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

En ocasiones una mirada al pasado sirve para constatar de golpe todo lo que ha cambiado la sociedad y el mundo. Cuando el espectador del 2019 aterriza en Black Monday puede notar esa incomodidad. Con la resaca de la crisis aún encima, la atmósfera del #MeToo y todos los avances en temas de racismo u homofobia, situarse en 1987 en pleno meollo de la bolsa americana da cierto vértigo.

Esa es la primera sensación que genera Black Monday, la serie que relata las semanas previas al fatídico lunes negro, en donde la bolsa sufrió la peor caída desde el crack del 29. Ambientada en una empresa de inversiones dirigida por Maurice Moe Monroe (papelón de Don Cheadle), un tipo sin escrúpulos y obsesionado por el dinero, nos presenta a una galería de sociópatas amorales sin ningún tipo de límites con tal de seguir amasando dólares.

Convenientemente regado de cocaína y prostitutas, el estilo de vida de Moe se ejemplifica perfectamente en su coche: una aparatosa y delirante limusina que estira un deportivo Lamborghini rojo. «Ni la velocidad de un deportivo ni la comodidad de una limusina», le reprocha Blair Pfaff, un ingenuo principiante. Cae en las redes de Moe y, poco a poco, se deja enredar por su modo de vida.