Leonardo da Vinci recala en Santiago a través de sus inventos y su pintura

Una muestra en San Martiño Pinario recoge más de ochenta de sus diseños pioneros y sus cuadros


Santiago / la voz

Un ala delta, esquís acuáticos, una ametralladora, un cañón de vapor portátil, un carro de manivela, el gato mecánico... Todos ellos, y muchos más, fueron concebidos hace más de quinientos años por el artista e inventor renacentista italiano Leonardo da Vinci y los dejó plasmados en sus códices. Ahora, más de ochenta de esos diseños -algunos irrealizables en el siglo XVI- pueden verse trasladados a la realidad en Da Vinci. La exposición, que permanecerá en el monasterio de San Martiño Pinario de Santiago durante los próximos tres meses.

 La muestra, además de incidir en la faceta de Da Vinci como inventor -con la mayoría de artilugios diseñados para intentar favorecer unas mejores condiciones de vida en la época-, también tiene un amplia apartado dedicado a su pintura y deja patente su amplio conocimiento de la anatomía humana. De esta forma, está articulada en siete apartados diferenciados: pintura, estudio óptico, anatomía, agua, física, militar y vuelo.

Una reproducción de La Gioconda en tamaño real recibe al visitante a Da Vinci. La exposición, una iniciativa impulsada por la empresa Spacio Natura. En esa entrada también aguardan al visitante un león articulado como ejemplo de los mecanismos que diseñaba y un texto escrito por el artista renacentista. «Era zurdo y adaptó la escritura. Escribía del revés y con las letras invertidas», explica Andrea Maceira, coordinadora de la muestra en Santiago. Así que para leerlo es necesario un espejo. Precisamente, la posibilidad de interaccionar con parte de las piezas es otra de las señas de identidad de la muestra, pensada tanto para un público adulto como para los más jóvenes de la casa. El visitante pueden probar el sistema de poleas planteado por Leonardo da Vinci, introducirse en la sala de espejos y accionar algún dispositivo como el gato mecánico -un sistema usado, precisamente, en los gatos de los vehículos-, entre otros.

En el apartado de pintura, además de La Gioconda, figuran piezas tan significativas como La última cena -con una de las reproducciones a tamaño real- y La Virgen de las Rocas. Conviven con creaciones del artista ligadas a la música, como la flauta doble, un piano móvil o un tambor que generaba música al caminar.

 El recorrido expositivo continúa por el apartado ligado a la física y mecánica, y al estudio anatómico. En esta zona se puede apreciar el gran conocimiento que tenía Da Vinci del cuerpo humano, así como un odómetro o la ciudad ideal, que planteaba para reducir inundaciones y enfermedades. Entre otros inventos, también se halla un sistema en el que se basan las grúas actuales. En el apartado bélico, se reproducen planteamientos de Leonardo da Vinci para una ametralladora de tres registros, un cañón de vapor portátil y un carro cortador segador. En la zona dedicada al agua se incluyen flotadores, un prototipo de submarino o un traje de buzo con una escafandra. «El traje lo diseñó en la época en la que los turcos atacaban Venecia y su planteamiento era destruir sus barcos con los buzos», explica Andrea Maceira. En el espacio dedicado al vuelo, una cuestión que siempre interesó al polímita italiano, figuran reproducidos a tamaño real sus diseños de ala delta, de tornillo aéreo o el paracaídas. La muestra se completa con una proyección.

Da Vinci. La exposición está abierta de martes a viernes de 15.00 a 19.00 horas, y los sábados, domingos y festivos, de 10.30 a 13.30 y de 15.00 a 19.00 horas. De martes a viernes, de 10.00 a 12.30 horas, recibirán a centros educativos. Hay posibilidad de visitas guiadas tanto para escolares como para grupos de particulares.

Da Vinci sigue vivo 500 años después

C. R. B. / V. H.
Maquetas de madera inspiradas en los diseños de Leonardo da Vinci mostradas en la exposición «Leonardo da Vinci. La Scienza prima della scienza» en el museo Scuderie del Quirinale en Roma
Maquetas de madera inspiradas en los diseños de Leonardo da Vinci mostradas en la exposición «Leonardo da Vinci. La Scienza prima della scienza» en el museo Scuderie del Quirinale en Roma

Italia reivindica el genio del pintor florentino para sus desafíos de hoy con un viaje por sus avances e invenciones en los campos de la ciencia y la tecnología

El Gobierno italiano reivindicó el legado de Leonardo da Vinci como fuente de inspiración para los desafíos actuales, al presentar las celebraciones que este año marcarán el quinto centenario de la muerte del genio renacentista. «Fue un artista multifacético. Leonardo siempre es evocado y siempre está presente. Te hace sentir orgulloso», afirmó el primer ministro Giuseppe Conte. Los fastos en Italia, que se prolongarán hasta mediado el 2020, incluirán 78 grandes eventos en numerosas ciudades del país.

La primera acción importante es la exposición Leonardo da Vinci. La ciencia antes de la ciencia, que se exhibe en la Scuderie del palacio del Quirinale de Roma y recorre el trabajo del artista florentino en el frente tecnológico y científico para mostrarlo en el dinámico contexto humanístico que caracterizó el Renacimiento. Da Vinci ya pensaba en grandes máquinas para la construcción, en artefactos fantásticos para volar y en una «ciudad ideal», una obra tecnológica y científica desarrollada hace siglos y a la que ahora viaja esta exposición.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Leonardo da Vinci recala en Santiago a través de sus inventos y su pintura