«'Feedback' es una peli para el público, pero mejor si te gusta lo claustrofóbico»

Rodada en inglés y con actores británicos, la ópera prima del director gallego Pedro C. Alonso busca el mercado internacional

El director de «Feedback», Pedro C. Alonso, da unas indicaciones al actor Eddie Marsan (Jarvis Dolan) durante el rodaje del filme en los estudios Tex 45 de Ordes
El director de «Feedback», Pedro C. Alonso, da unas indicaciones al actor Eddie Marsan (Jarvis Dolan) durante el rodaje del filme en los estudios Tex 45 de Ordes

Redacción / La Voz

«He concebido, desde el principio, Feedback como una peli para el gran público, pero mejor si disfrutas de la claustrofobia y la angustia». Quien habla es el realizador Pedro C. Alonso (A Coruña, 1975), cuya ópera prima llega este viernes 1 de marzo a los cines, en un estreno a lo grande en salas comerciales de toda España, con una distribución de 200 copias. Por encima de esa cantidad, dice, quedan solo Marvel, los blockbusters y el mundo Disney. Pero su filme «no es cómodo de ver -prosigue- y eso es lo que lo hace gratificante. Cuando hablo con quienes lo vieron, fans del terror, me dicen "no sabes cómo me lo he pasado, he sufrido muchísimo". Y esa es un poco la idea». El largometraje, un híbrido de suspense, thriller psicológico y terror, amenaza incluso con lo gore en algún pasaje.

Alonso asegura que puso mucho cuidado en el tratamiento visual de la violencia. «Aunque no he querido ser gráfico, y prefiero que las cosas sucedan en la cabeza del espectador, es verdad que tiene un par de momentos explícitos. Pero si lo ves fotograma a fotograma te das cuenta de que no son tan explícitos, lo que pone a trabajar tu imaginación» y resulta narrativamente muy eficaz. De hecho, agrega, hay gente que le habla de planos de la película que no están en la película.

En cuanto a la mezcla de géneros, el autor explica que está en consonancia con lo que está pasando en esta última década, en la que el terror y el thriller se amalgaman y «alumbran obras magníficas y superentretenidas como Déjame salir o Hereditary». Un nuevo espacio, dice, que los americanos, los verdaderos amos del márketing, llaman social horror thriller, «que formalmente es terror y emocionalmente es thriller». Y que posee una profundidad suficiente, prosigue, para retratar algún aspecto clave del momento sociopolítico o tiene a sus personajes desarrollados como si fuese cine de autor, con un empaque que no era habitual en un género donde lo normal son los arquetipos; «para el terror, con el listo, la rubia, etcétera tienes todo el material que necesitas para contar la historia», incide.

Rodado en inglés y con actores británicos, como producto, Feedback está diseñado para el mercado internacional, y para la explotación en las plataformas web. En EE.UU. la lleva Fox, que va a hacer allí el estreno. Alonso cree que la cinta puede funcionar en América, pero en el éxito, dice, siempre pesa el factor suerte. «Entiendo que el distribuidor no ponga toda la carne en el asador. Es una producción pequeñita, independiente, intensa, toca temas controvertidos y no es para todo el mundo. La gente mide mucho cómo se la juega. Si de repente tienes fortuna y hay un buen boca a boca, la peli puede tener una vida mucho más rica comercialmente de lo que puedes prever».

Pese a que los actores no son muy conocidos -aunque tienen sólidas carreras y participan en algunas producciones televisivas y largometrajes importantes-, las interpretaciones son sobresalientes. El director coruñés recuerda que el filme iba a estar protagonizado por Tim Roth, que ya había aceptado pero hubo de renunciar cuando le cambiaron el calendario de rodaje de la segunda temporada de la serie Tin Star. Fue siguiendo este trabajo como Pedro C. Alonso descubrió al joven Oliver Coopersmith, que encarna al antagonista de Roth, y que acabó en su elenco. Se sumaba a Paul Anderson (que trabajó nada menos que en El renacido de González Iñárritu). Finalmente, el rol principal del locutor Jarvis Dolan -periodista estrella del late night radiofónico londinense La cruda realidad- fue para el segundo de la lista, Eddie Marsan, que está realmente soberbio. «Es una especie de casting soñado», corrobora el cineasta, que asegura que todos se mostraron entusiasmados con sus personajes.

Salvo unas panorámicas de Londres, para que quedase claro dónde reinan las ondas de DBO Radio, la cinta se rodó (en febrero y marzo del 2018) íntegramente en Galicia, en los estudios Tex 45 de Ordes. Pero hay otra película en el sonido, advierte Alonso, a quien le «gusta pensar que uno podría escuchar Feedback, y no verla, porque hay un esfuerzo muy consciente con el diseño de la banda sonora, con la música, incluso con el tratamiento de la voz». Los personajes están en habitaciones insonorizadas, se comunican a través de dispositivos, micrófonos, cascos... Era muy importante generar una estética sonora, tanto como una estética visual. Todo conduce a un espacio cerrado, a que los actores puedan desarrollar sus personajes como en una obra de teatro, además, en una historia filmada cronológicamente, sin saltos ni rupturas.

Fotograma de «Feedback» en el que aparece el protagonista, Jarvis Dolan, hablando con su hija, Julia
Fotograma de «Feedback» en el que aparece el protagonista, Jarvis Dolan, hablando con su hija, Julia

Económicamente, señala, es la típica producción independiente europea con un presupuesto en torno a dos millones de euros. «En EE.UU. sería nada», ironiza. 

«Amo a Kubrick, pero quiero volar al margen de mis referencias»

Viendo Feedback podrían evocarse viejos títulos del cine negro británico de los 70, con ese manejo tan potente pero sutil de la violencia. El comentario lleva a Pedro C. Alonso a una confesión emocionada: «La década gloriosa del cine son los años 70, cuando se hicieron la mayoría de mis películas predilectas. Amo a Kubrick. Pero quiero e intento volar al margen de mis referencias. Al final si hay un director en el que me encantaría alguna vez verme reflejado, sería Kubrick. Es verdad que tiene una parte que lo hace casi frío. Es tan perfeccionista... Su obsesión por lo formal le ha restado capacidad de emocionar. La naranja mecánica, una de mis favoritas, es más expresiva, más emocional. Ya la novela de Anthony Burgess transpira toda esa rabia, esa crítica social a una Inglaterra que no reconoce».

Algo de homenaje consciente o inconsciente hay en Feedback al Kubrick de La naranja mecánica y de 2001: Una odisea del espacio, tanto en la violencia psicológica como en el tratamiento del sonido e incluso en los decorados -véase la dead room, por ejemplo, cuyo detalle aparece en la foto que acompaña esta información-. El diseño de producción raya a niveles altísimos y en ello algo ha tenido que ver la productora gallega Vaca Films, que está detrás del salto al cine de Alonso desde el mundo de la publicidad, donde ha alcanzado internacionalmente una gran reputación profesional tras más de 15 años de oficio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

«'Feedback' es una peli para el público, pero mejor si te gusta lo claustrofóbico»