Los otros momentazos de los Óscar 2019

CULTURA

La interpretación de Lady Gaga y Bradley Cooper,  la ovación para el chef José Andrés y la intervención de Bardem en español, entre los hits de la gala

25 feb 2019 . Actualizado a las 07:58 h.

En una gala de los Óscar sin anfitrión, sin cómico al volante, lo más parecido fueron las tres actrices que entregaron el primer premio. Después de la actuación de Queen, abrieron la ceremonia Tina Fey, Maya Rudolph y Amy Poehler, asegurando que su intención era estar el mayor tiempo posible sobre el escenario para que, al final de la ceremonia, la gente creyera que la habían presentado ellas. Ellas, intérpretes de comedia curtidas en el programa televisivo Saturday Night Live, hicieron que la noche arrancara con chispa. «Solo unos apuntes, en caso de que alguien esté confuso. No hay presentador esta noche, no hay categoría de película popular y México no está pagando el muro. No habrá premios durante la publicidad, pero sí publicidad durante los premios. Pedimos a los nominados que digan Mayonesa Hellmann's durante su discurso», dijeron.

la actuación de lady gaga y bradley cooper

Lady Gaga y Bradley Cooper protagonizaron uno de los momentazos de la gala. Se llevaron una ovación después de interpretar Shallow, candidata a mejor canción por Ha nacido una estrella. Emocionaron al público del auditorio y acabaron la canción muy juntitos, compartiendo micrófono y sentados al piano. 

 El vestuario

Es como si la cantera de Saturday Night Live se hubiera lanzado al rescate de la ceremonia. Melissa McCarthy Brian Tyree Henry salieron al escenario hechos unos reinones, con estilismos inclasificables, en los que mezclaron capas, cuellos, sombreritos, máscaras y collares en el que mezclaban supuestas referencias a La favorita, Black Panther y María, reina de Escocia. Muy serios, hablaron de sutilidad y sofisticación, de telas clave pero que no distraen, porque daban paso al premio al mejor diseño de vestuario. A McCarthy le costó abrir el sobre por culpa de su guante con forma de conejo de peluche. 

 Bardem, en español y subtitulado

Javier Bardem habló en español y el canal ABC introdujo subtítulos en inglés: «No hay fronteras, no hay muros que frenen el talento. En cada región, en cada país hay historias que nos conmueven. Esta noche celebramos la diferencia, la cultura». Él, junto a Angela Bassett, fue el encargado de entregarle a Roma el premio a la mejor película en lengua extranjera. Alfonso Cuarón dijo que creció viendo películas en lenguas extranjeras: «Tiburón, Ciudadano Kane, Rashomon, El padrino...».

Angela Bassett y Javier Bardem
Angela Bassett y Javier Bardem VALERIE MACON | AFP

Ovación para José Andrés

  «Ya se puede hablar español en los Óscars», dijo Diego Luna cuando presentó junto a José Andrés la candidatura de Roma como mejor película. El chef desglosó los ingredientes (pizcas de alegría, tristeza, éxito, amor, pérdida...) de la película. Pero, sobre todo, defendió a a los inmigrantes y a las mujeres, «los que hacen que la humanidad avance» y se llevó una gran ovación por ello. «Bueno, pues, aquí hay un cachito de Roma», dijo Luna para dar paso al clip del largometraje de Cuarón.

Óscar para la menstruación

«No me puedo creer que una película sobre la menstruación haya ganado un Óscar». Así empezaba su discurso la directora del mejor corto documental, que fue Period. End of Sentence. Rayka Zehtabchi lanzó un discurso contra el estigma de la menstruación, una marca que condena al drama a millones de mujeres en la India y en otros países del mundo.

La khaleesi, sobre el escenario

Emilia Clarke presentó la canción I'll Fight, canción del documental RBG, jueza icono, que recorre la trayectoria de la jueza del Tribunal Supremo de Estados Unidos Ruth Bader Ginsburg, y dijo que la khaleesi palidecía al lado de la magistrada, símbolo de la lucha contra el machismo.

Emilia Clarke presenta una de las canciones nominadas
Emilia Clarke presenta una de las canciones nominadas KEVIN WINTER | AFP

Volando como Mary Poppins

Keegan Michael-Key cayó entre el público volando gracias a su paraguas. Esa fue la forma de presentar la actuación de  Bette Midler, que cantó The Place Where Lost Things Go de la película Mary Poppins Returns.