«Alita: ángel de combate»: Entusiasmando al club anime

Robert Rodriguez adapta la novela gráfica homónima de Yukito Kishiro

La actriz Rosa Salazar interpreta a la protagonista del filme
La actriz Rosa Salazar interpreta a la protagonista del filme

Lo primero: los ojos de la actriz Rosa Salazar son ojazos, puede que no tan grandes como su alter ego Alita, pero por ahí andan. Lo segundo: su personaje es el único pasado por el CGI y el resto son actores reales. Lo tercero: en el balance pesa la mano de James Cameron, crac en el uso de la alta tecnología y con un contrastado sentido del ritmo. Por último, uno se queda con la sensación de que Robert Rodriguez se erige en cómodo mercenario en una operación comercial con la que Fox y sus asociados jugaban a caballo ganador a poco que se esmeraran en dos cosas: respetar la novela gráfica de Yukito Kishiro, publicada en 1993, y servir un palomitero homologable. Vista la optimista reacción del nutrido club anime -este crítico no se leyó el original, conste- y el resultado de taquilla global en su primer fin de semana -casi 80 millones, aunque sin estrenarse todavía en China, que son la tira...-, Alita: ángel de combate hizo pleno, con lo cual todos los implicados se vendrán arriba para su inevitable secuela.

Pero uno se mete en la sala bajo dos premisas innegociables cuando se paga butaca para un mainstream: que te sorprendan con una buena historia y que el espectáculo sea visualmente torrencial, ritmo incluido. En lo segundo, garantizado, más todavía si eliges una pantalla superlativa, una sala grande -y una butaca bien situada-, sonido Isens y, de propina, la opción 3D. En lo de asombrarte con la historia, la cosa baja algunos enteros, sobre todo entre profanos y nos colocamos en una visión distante del fan y del colectivo teen que se inicia en esto del consumo en pantalla grande. Alita aparece amnésica en una distópica Iron City, que está hecha unos zorros, y poco a poco irá descubriendo sus capacidades guerreras y su doloroso pasado con la ayuda de un doctor con mucho de ingeniero robótico, aparte varias cualidades que no son del caso desvelar aquí. Otra vez el bien y el mal, con todas sus periferias. O sea que no abandonas la sala acordándote de la parentela de Rodriguez, pero tampoco botarás de entusiasmo. Quedémonos en un término medio.

«ALITA: ÁNGEL DE COMBATE»

[«ALITA: BATTLE ANGEL»]

EE. UU., 2019.

Director: Robert Rodriguez.

Intérpretes: Rosa Salazar, Christoph Waltz, Jennifer Connelly, Mahershala Ali, Jennifer Connelly, Ed Skrein, Jackie Earle Halley.

Ciencia ficción.

121 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

«Alita: ángel de combate»: Entusiasmando al club anime