Redacción / La Voz

Manuel Gallego Jorreto (O Carballiño, 1936) ha sido distinguido este miércoles con el Premio Nacional de Arquitectura que concede el Ministerio de Fomento, dotado con 60.000 euros. Entre sus obras destacan el Museo de Belas Artes en A Coruña, el complejo presidencial de Montepío, en Santiago, o un centro de salud en Viveiro.

Su carrera abarca más de cinco décadas, en las que se ha convertido en un referente en el ámbito arquitectónico. Ya recibió el mismo galardón en el año 1997, pero entonces lo recibió por una obra concreta, el citado Museo de A Coruña. Desde el 2001 el Premio Nacional reconoce toda una trayectoria. Y por ella ha sido distinguido ahora. Es el primer gallego que lo obtiene por toda su carrera. 

El jurado destacó de Gallego Jorreto la práctica de «una arquitectura comprometida con su Galicia natal, y caracterizada por un diálogo honesto entre los materiales tradicionales, los oficios y la modernidad». En su carrera figuran tanto obra civil como proyectos residenciales: de hecho, su vivienda, en Oleiros, construida a finales de la década de los setenta, ha ejercido una notable influencia por su refinada sencillez.

Manuel Gallego se licenció como arquitecto en Madrid en 1963 y en la capital entró a formar parte del estudio de Alejandro de la Sota. Con el pontevedrés aprendió que esa sencillez que ha caracterizado su obra es el resultado de un proceso de reflexión intelectual y cómo llegar al núcleo de las cosas para luego proponer una reinterpretación personal. De la Sota también influyó en su percepción del entorno y cómo dialogar con él desde la arquitectura: el maestro le aconsejó que llevase un cuaderno allá donde fuese y que anotase los motivos de encontrarse bien o incómodo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

Manuel Gallego Jorreto, Premio Nacional de Arquitectura