«La clase de piano»: Triunfar, una cuestión de teclas

El filme de Ludovic Bernard opta por una factura correcta y sin alardes

El actor Jules Benchetrit, en una escena del filme de Ludovic Bernard «La clase de piano»
El actor Jules Benchetrit, en una escena del filme de Ludovic Bernard «La clase de piano»

La moraleja podría resumirse en el dicho popular: el que la sigue la consigue. Aunque, naturalmente, antes habrá que aplanar algunos obstáculos propios y ajenos. La clase de piano está en el grupo de filmes que buscan gratificar al espectador con un chute de optimismo, que no todo va a ser pasarlas canutas en la vida. De esas cintas ajustadas a quienes se niegan a sentarse en una butaca de cine para pasarlo mal… El joven protagonista es un virtuoso del piano que nunca fue a un conservatorio porque, siendo niño, un vecino lo familiarizó con las teclas. Casualmente descubierto por un atormentado profesor de música, tratará de convencerlo para reintegrarlo en el oficio. Pero algo entorpece el camino. Vive en la periferia con una madre y dos hermanos que no dan llegado a fin de mes, y en consecuencia se busca la vida con pequeños palos. No busquemos originalidad en el guion porque ni es nuevo ni pretende hacer historia, solo convencernos de que la redención y el triunfo pueden ser posibles. Un cuento de hadas para tiempos duros.

La principal dificultad para insuflar verosimilitud a la trama estaba en dar con el protagonista adecuado. Acertaron con Jules Benchetrit (1998), hijo de la malograda Marie Trintignant, atinado como personaje en conflicto que deberá poner sentimiento y pasión adecuados cuando se sienta al teclado que le lleven a participar en un concurso internacional. Toda una peripecia en la que tendrá como único apoyo a su descubridor y a su rígida instructora, encarnada por Kristin Scott Thomas. Como fondo la portentosa música del compositor ruso Serguéi Rajmáninov (1873-1943), ensamblada en la trama más allá de lo que es un recurso en la banda sonora. Resulta curioso como Ludovic Bernard, veterano ayudante de dirección, con casi tres décadas en el oficio, prefiere no aplicar a su tercera película como autor la intensidad emocional que se pide al candidato. Opta finalmente por una factura correcta y sin alardes, aunque el academicismo también sea una virtud cuando se pone al servicio de una idea tan sencilla como compleja: la de superación personal.

«La CLASE DE PIANO» [«AU BOUT DES DOIGTS»]

Francia, 2018.

Director: Ludovic Bernard.

Intérpretes: Jules Benchetrit, Kristin Scott Thomas, Lambert Wilson, Karidja Touré, Elsa Lepoivre, André Marcon, Vanessa David Samen.

Drama.

106 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

«La clase de piano»: Triunfar, una cuestión de teclas