«Noche de Paz», el villancico con más versiones de la historia

Entre todas ellas destaca la de Bing Crosby por su gran número de ventas


MADRID / COLPISA

¿Quién ha cantado Silent Night? La pregunta está mal planteada. Resulta más fácil ir señalando a aquellos artistas desnaturalizados que jamás la han incluido en un disco o en un concierto, aunque fuese como guiño entrañable en los bises. Aun así, en cualquier repaso de las versiones de este villancico hay una que se debe destacar: la de Bing Crosby, tercer sencillo más vendido de la historia, por detrás de White Christmas y el Candle In The Wind de Elton John.

Se suele decir que al vocalista estadounidense no le hacía mucha gracia grabar Silent Night. Lo consideraba aprovecharse de la religión. Por eso decidió donar los beneficios de su versión. Pero, en realidad, la idea de interpretarla surgió de una visita del cura Richard Ranaghan, un misionero que recorría Estados Unidos proyectando una película sobre el trabajo que llevaba a cabo en China. A principios de 1935, el cantante se prestó a grabar un par de cortes (Silent Night y Adeste fideles) para que le sirviesen de banda sonora y la bola empezó a rodar, hasta los treinta millones de copias vendidas que se le calculan actualmente al single.

De Kraus a Kabezabolo, Silent Night se ha convertido en un coloso que fagocita todos los estilos. Ahí están Frank Sinatra, Julie Andrews, Aretha Franklin, Perry Como, Mahalia Jackson, Elvis Presley, Johnny Cash, Harry Belafonte, Nat King Cole, Paul Anka, John Denver, Fats Domino o Petula Clark, por lanzar una primera andanada de corte tradicional. «Es una composición que deja mucho espacio para tratarla de maneras diferentes: cambiando el tempo, los silencios, el compás...», ha analizado el pianista Jim Brickman, un profesional de la recreación navideña.

La mayoría de las interpretaciones más conocidas de este villancico son rabiosamente ortodoxas: ahí está la que publicó la irlandesa Sinéad O’Connor en 1991, que se ha convertido en la más popular en el Reino Unido. Pero, pese a ese respeto generalizado, este es un asunto que puede dar lugar a debates encendidos: «Una horrible versión, la de Silent Night por Aretha Franklin», criticaba recientemente en un foro el músico Ramón Arcusa, componente del Dúo Dinámico, que también tienen la suya.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Noche de Paz», el villancico con más versiones de la historia