Ismael Nafría: «En unos años el público pagará por la información de un modo natural»

«Muchos periódicos consiguen que los usuarios sean parte fundamental de su modelo de negocio», afirma Ismael Nafría


redacción / la voz

Ismael Nafría asegura que en un futuro no muy lejano el público pagará de forma natural por la información de calidad en Internet. Como periodista especializado en medios digitales y autor del libro La reinvención de The New York Times (2017), sostiene que la salud del sector depende de ello. Estos días imparte un curso en el Máster en Produción Xornalística e Audiovisual, titulación de la Universidade de A Coruña que organiza la Fundación Santiago Rey Fernández-Latorre con el respaldo de la Fundación Amancio Ortega.

-¿Se enfrenta el periodismo a su mayor transformación frente al mundo digital?

-El periodismo se está enfrentando a una transformación muy ambiciosa. Por una parte, en la manera de contar historias, en los formatos, en cómo llegamos con las noticias al público. Eso va acompañado de una transformación del modelo de negocio, en la que el usuario está ganando protagonismo. Es un reto grande y ambicioso, porque implica convencer a la gente de que lo que hasta ahora tenía de forma gratuita ya no va a poder seguir así. Para hacer eso es preciso ofrecer un producto de muchísima calidad, que dé un servicio único al lector para que tenga la sensación de que vale la pena invertir dinero en eso. La buena noticia es que esto está pasando y no de forma aislada. Hay decenas de cabeceras en el mundo que empiezan a conseguir que los usuarios sean una parte fundamental de su modelo de negocio con un apoyo explícito.

-¿Se está trasladando el peso de la financiación de la publicidad al usuario?

-En el caso de The New York Times, los usuarios generan en torno al 63 % de los ingresos y la publicidad, menos del 30 %. Y cada trimestre la distancia se hace mayor en favor de los usuarios. Otro caso relevante es The Guardian, que ofrece a los lectores la posibilidad de aportar dinero de forma voluntaria para convertirse en miembros. Ya han superado el millón de personas que le han dado su apoyo económico por esta vía y gracias a esto el periódico va a abandonar los números rojos en abril, según anunció su directora esta semana.

-¿Por qué «The New York Times» es una referencia en esta transformación?

-Porque lo que ofrece no se puede conseguir gratis por otra vía. Se trata de hacer unos contenidos y prestar un servicio al usuario que conviertan a tu producto en algo imprescindible. El reto que tienen todos los medios que se plantean el pago es: ¿qué voy a ofrecer realmente distinto y de valor a mi audiencia? The New York Times y otros medios ofrecen contenidos diferenciales de mucho valor que no se encuentran en otro sitio. Otra cosa que hacen muy bien es conseguir el engagement, que los usuarios sientan que el producto está muy cercano a ellos, que se los tiene en cuenta y eso hace que se comprometan. Esa estrategia es un trabajo de conocer a su audiencia y de darles voz pidiendo su participación.

-¿Será el periodismo digital cada vez más audiovisual?

-Sin duda. De hecho una de las grandes tendencias es que hay una mayor demanda de información y contenidos cada vez más visuales, no solo vídeos, sino infográficos, mapas, fotogalerías, cualquier elemento que te ayude a entender mejor la información. Esto está en auge y si lo hacemos estaremos prestando un mejor servicio. Esto no quiere decir que el texto pierda importancia, de hecho hay quizás más reportajes largos que nunca y leemos posiblemente más que nunca en la historia, pero, al mismo tiempo, si algo te lo cuentan de forma visual lo agradeces.

-¿Por qué los medios digitales en España van por detrás a la hora de cobrar por informar en Internet?

-En España hay medios que han apostado por el pago, pero los medios generalistas han ido por detrás en esta estrategia. Por una parte, se ha confiado excesivamente en que la publicidad iba a sostener todo esto y ha faltado atrevimiento en darse cuenta de que esto no era así. Pero, por lo que están diciendo públicamente, en varios casos se dará el paso en los próximos meses y sería muy saludable para el sector que esto ocurriera lo antes posible.

-Hace pocos años era impensable pensar que el público pagaría una suscripción para ver series y películas o escuchar música, pero hoy en día es algo común. ¿Puede establecerse un paralelismo con lo que va a ocurrir con el periodismo?

-Se puede hacer un paralelismo, no en el sentido de que las noticias sean un producto similar a las películas o la música, pero sí en lo que se refiere a hábitos de consumo, porque lo que parecía imposible hoy se ha convertido en habitual. Estoy convencido de que en pocos años a una gran parte del público le parecerá lo más natural del mundo pagar por una información de calidad. El público va a ir entendiendo que las noticias tienen un valor que hay que pagar, como otras cosas en la vida, y no hay que verlo como un drama.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Ismael Nafría: «En unos años el público pagará por la información de un modo natural»