Víctor Ullate: «Mi Carmen es muy libre. Hace siempre lo que quiere»

Su ballet reinterpreta el clásico de Mérimée, el sábado en Narón


ferrol / la voz

Muchas veces había dicho no a quienes le pedían que montase un espectáculo con Carmen, pero cuando tuvo claro la revisión que quería hacer del personaje, rompedor y muy libre, se lanzó a esa creación, que su compañía pondrá en escena el sábado en el Pazo da Cultura de Narón (20.00 horas). «Cuando haces las cosas con agrado, divirtiéndote, salen bien porque hay credibilidad», afirma el coreógrafo y bailarín Víctor Ullate (Zaragoza, 1947).

-Ha dicho que quería huir del tópico en esta propuesta pero ¿cómo se consigue en un personaje como el de Mérimée?

-La verdad es que fue muy sencillo para mí. Tenía ganas de coger unos días libres, me fui a La Graciosa a casa de una amiga y allí estuve prácticamente solo. Mucha gente me decía que hiciera Carmen y yo hasta ese momento me había negado, pero allí tuve la idea de hacerla, con la misma esencia pero muy diferente, con un toque muy actual. Elegí una Carmen que por el día es modelo y por la noche se libera, que hace lo que le da la gana.

-Modelo y prostituta por elección propia, símbolo de su libertad. ¿Una Carmen de lo más contemporánea en esta época de lucha por el feminismo, no?

-Es una mujer libre que hace lo que quiere. En esta versión, la muerte siempre está presente. Ella está muy dispuesta a provocar la muerte, siempre al límite, porque es una mujer muy lanzada. Además, sus dos amigas son dos chicos travestis. Ella defiende que no hay que meterse en la vida de nadie, simplemente lo importante es que la gente sea buena. Mi Carmen es muy libre, hace lo que quiere y piensa que por eso no la tienen que criticar.

-¿No tenía miedo que optar por esta protagonista tan rompedora le restase público?

-No, iba a ser mi última obra, porque ya me he retirado. Simplemente es la liberación de la mujer. En esta versión también doy mucha importancia a Don José, que en otras no la tiene y solo se dedica a ir detrás de ella.

-¿Contento con la respuesta?

-Mucho más que contento porque ha sido un éxito, un triunfo desde que se ha estrenado. El público sale impactado y a la vez pensando que es una maravilla. Tenemos una parte audiovisual, un desfile que ha estado rodado en el Palacio de Longoria. Tanto Eduardo Lao, antiguo director del ballet, como yo, quisimos grabarlo en el exterior también para que tuviese una mayor proyección y que los artistas de la película salgan al escenario. Se juega así con lo real y lo irreal.

-¿Ha sido la modernidad su clave para haberse convertido en un referente en este arte?

-La primera vez que hice una coreografía fue Arraigo, con música electrónica y eso impactó. Todo lo que sea novedad o atrevimiento en el mundo del arte es muy bueno. No hay compañías privadas que duren 30 años como la mía. Tiene un gran prestigio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Víctor Ullate: «Mi Carmen es muy libre. Hace siempre lo que quiere»