Marcos Calveiro, Pedro Mairal y Han Kang se hacen con el San Clemente

Alumnos de seis institutos gallegos y cinco europeos fallan el galardón del IES Rosalía

Pedro Mairal, Han Kang y Marcos Calveiro, Premios San Clemente
Pedro Mairal, Han Kang y Marcos Calveiro, Premios San Clemente L.V. B.O.

santiago / la voz

Estudiantes de seis institutos gallegos y de otros cinco de Francia, Alemania, Portugal, Rusia y Gran Bretaña han entrecruzado las plumas del gallego Marcos Calveiro, el argentino Pedro Mairal y la surcoreana Han Kang con el reconocimiento de O xardineiro dos ingleses, La uruguaya y La vegetariana, las obras que se hicieron este martes, respectivamente, con los premios literarios San Clemente Rosalía Abanca en lengua gallega, castellana y extranjera. En un ejercicio de «xustificación madura e moi completa», según el director del instituto Rosalía de Castro de Santiago -el centro impulsor de la iniciativa, que cumple ya 24 años-, los jurados de cada categoría dieron cuenta de las claves de esa selección entre las nueve novelas que optaban a un premio que deciden estrictamente los estudiantes.

Porque la obra del autor vilagarciano se medía con Alma e mar, de Francisco X. Fernández Naval, y Deixe a súa mensaxe despois do sinal, de Arantza Portabales Santomé. Editadas las tres por Galaxia, el jurado apreció en el trabajo de Marcos Calveiro la presencia de unos personajes cuya evolución «non só é realista, senón que esperta unha empatía nos lectores que case podemos saborear», además de «introducirnos nunha faceta da Primeira Guerra Mundial que non adoita aparecer nos libros, a faceta galega». En conclusión, deja la sensación de «ter lido unha trama completa, estruturada e satisfactoria».

La prosa poética de Mairal fue una de las claves de la elección de La uruguaya, pero no la única que «cautivó los votos» de un jurado que se ha sentido «identificado con una novela en retrospectiva». En el relato, que transcurre en un solo día, destacan «los monólogos interiores» del protagonista, Lucas, quien, en crisis existencial, escribe una novela a modo de confesión para su mujer. No obstante, el joven jurado consideró «dignas competidoras» a Los cinco y yo, de Antonio Orejudo, y Tierra de Campos, de David Trueba. También, en la categoría de lengua extranjera, a Solenoide, de Mircea Cartarescu , y a Toda una vida, de Robert Seethaler. Pero ahí se impuso Han Kang con La vegetariana, porque, alega el jurado, «va más allá de la historia que cuenta, porque no es solo un acto estremecedor o dietético, y hace que entremos en la mente de la protagonista sin ni siquiera hacerla hablar». Ensalza que trate «sin tapujos tabúes como la violación en el matrimonio» y se alce como «un cántico a la libertad y la lucha contra la autocensura». En este sentido, subraya, la protagonista «nada a contracorriente» y consigue hacer recapacitar a otros personajes, que acaban por reflexionar y «se dicen que no merece la pena vivir si no eres libre y tú mismo». Y valora el fallo el enfoque que da al vegetarianismo como «punto de partida para un cambio mucho más drástico en la personalidad».

El presidente de la Asociación Cultural Instituto Rosalía de Castro, Ubaldo Rueda, «ideólogo» de este premio cuando dirigía el centro, según su sucesor, Javier Mouriño, elogió «o exercicio de independencia» de los alumnos, «o que lle dá todo o valor» a un premio que para el director territorial de Abanca [entidad patrocinadora], Juan Carlos Carneiro, hace de él, junto al «rigor y seriedad» de los estudiantes, una cita «incomparable con cualquier otra de estas características».

Respaldado por la Dirección Xeral de Política Lingüística, el San Clemente no solo refleja la importancia de la lectura temprana para alimentar el espíritu analítico en los alumnos, sino que «coloca a literatura galega en igualdade de oportunidades» con otras, según el director xeral Valentín García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Marcos Calveiro, Pedro Mairal y Han Kang se hacen con el San Clemente