Saliéndose del carril

Así es First Man, el primer hombre, protagonizada por Ryan Gosling


Aquella imagen borrosa de Neil Armstrong pisando la superficie de la Luna el 21 de julio de 1969, fijada en las retinas de millones de hogares de todo el mundo a través de la televisión, ya pertenece a la memoria histórica del ser humano. La huella de su bota y su figura casi levitando, grabadas por su compañero de paseo Buzz Aldrin, perdurarán por los siglos de los siglos… Si Chazelle se hubiera propuesto quedarse ahí, su First Man habría nacido lastrada al verse obligado a abordar algunas generalidades ya muy sabidas, más aun en estos tiempos bajo el imperio de la Red. Pero eligió otro camino, recrear un guion sobre el libro de James R. Jansen que intenta aproximarse a la complejidad del personaje y relucir sus aristas, tanto en lo tocante a su carácter, su vida familiar y sus relaciones sociales. El período que va de 1961 a 1969, desde su entrada en la NASA y resulta elegido para el programa experimental que intentará llevar al hombre a la Luna. Ahí será de gran utilidad la complicidad de Gosling para mostrar un hermetismo casi enfermizo.

Aceptado lo que el director nos quiere contar, quedaba por saber su alternativa formal. Es ahí en donde se muestra más desafiante, en una clara apuesta por salirse del carril de la convención narrativa, no tanto en su estructura narrativa -realmente convencional- como en el uso del montaje -algunas secuencias rozan lo magistral-, pero sobre todo en el uso de la propia cámara, modulando un punto de vista que provoca una inequívoca sensación de cine fascinante, diferente, orientado a despojar a la épica de su parafernalia más obscena y reducirla a algo cotidiano. Y eso solo se consigue cuando se tienen las ideas claras y un plus de atrevimiento, como corresponde a una mirada de apenas 33 años, la edad de Chazelle, ya con un Óscar en su haber por La, La, Land. Se podía haber contado la misma historia a la manera vergonzante de un Michael Bay, orientando el producto al mainstream más obsceno, pero sus productores -DreamWorks entre ellos- apostaron por irse al otro lado. A la larga resultó un acierto.

«FIRST MAN»

EE. UU., 2018.

Director: Damien Chazelle.

Intérpretes: Ryan Gosling; Jason Clarke, Kyle Chandler, Lukas Haas, Pablo Schreiber, Claire Foyy, Aurelien Gaya, Ethan Embry, Brady Smith.

Drama.

133 minutos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Saliéndose del carril