La figura de Nicola Setaro une a Galicia y Portugal en un espectáculo de ópera

Intérpretes de ambos territorios celebran los 250 años del género en la comunidad


mateus / Enviado Especial

No solo las infraestructuras están llamadas a tender puentes entre Galicia y Portugal. Anoche fue la cultura, por medio de la ópera, la que vinculó ambos territorios en un sorprendente concierto dramatizado que lleva por título Setaro, constructor de utopías, que tuvo lugar en el palacio gótico de Mateus (Vila-Real, Portugal) y que se repetirá mañana en el Teatro Rosalía de A Coruña, a las 20.00 horas.

La obra, producida por Amigos de la Ópera de A Coruña y la Fundación Casa de Mateus, conmemora los 250 años de la llegada de este género musical a Galicia; concretamente a A Coruña, Santiago y Ferrol, de la mano de un napolitano adelantado a su tiempo, Nicola Setaro, que con su propia compañía a cuestas recorrió la península ibérica levantando teatros en los que representaba óperas. Por Oporto pasó poco antes de recalar en Galicia en el año 1768.

Con la vida de película de Nicola Setaro como nexo galaicoportugués, el barítono gallego Borja Quiza realiza en escena un relato de las tribulaciones del napolitano, de sus éxitos y sus fracasos, salpicado hábilmente por arias de ópera de aquella época que interpreta también la mezzosoprano Vivica Genaux.

«Es un relato fantástico en el que las arias se ajustan al momento, al estado de ánimo de Setaro. Por ejemplo, cuando le cierran un teatro en A Coruña tras su enfrentamiento con el conde de Croix, suena Sempre in contrasti, de La serva padrona, de Pergolesi», explicaba Borja Quiza antes del concierto, entusiasmado con la calidad de la obra.

La Orquesta Barroca de Mateus, que, bajo la dirección de Ricardo Bernardes, acompañó a los cantantes, es un ejemplo más del vínculo artístico que Setaro, constructor de utopías, crea entre Portugal y Galicia. Tres músicos gallegos se han integrado en la agrupación para poner en pie este espectáculo, cuyo director de escena es el prestigioso Mario Pontiggia.

El éxito acompañó anoche esta primera representación en los imponentes salones del palacio barroco. Allí, como sucederá en el Rosalía, sonaron piezas inéditas, como un aria de La cascina, de Giuseppe Scolari, que se pudo escuchar «por primera vez en tiempos modernos, pues no se cantaba desde el siglo XVIII», precisó Quiza, que la calificó como «interesante y compleja por su estructura». También inédita es la Sinfonia in Fa de Gaeano Latilla, que tocó la orquesta.

«Nuestra relación es necesaria por vínculos geográficos y afinidades culturales»

Pocas dudas existen entre los miembros de la Fundación Casa de Mateus sobre la necesidad de tender puentes entre Galicia y Portugal. «Nuestra relación es natural y necesaria por vínculos geográficos y, sobre todo, por afinidades culturales; una relación que se desdobla tanto por las áreas de la reflexión y del debate académico como por los dominios del arte y de la cultura», sostiene Teresa Albuquerque, responsable de la fundación.

Albuquerque, que recuerda que la colaboración de esta entidad con Galicia se remonta a 1980, con el primer Encontro Galaico-Portugués da Casa de Mateus, confía en que esa relación «se refuerce» en los próximos años, tanto «por el número de actividades conjuntas realizadas» como por «su impacto».

Carlos Saura, entre el público

La primera representación de Setaro, constructor de utopías, contó con un espectador de excepción, el director de cine Carlos Saura, que viajó hasta Mateus acompañado por su hija Anna. Saura llegó procedente de A Coruña, donde el día anterior disertó sobre su película Io, Don Giovanni, a partir de la ópera de Mozart, que guarda también relación con los albores del género en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La figura de Nicola Setaro une a Galicia y Portugal en un espectáculo de ópera