Santiago Olmo: «Es prioritario llegar al público cercano, al CGAC casi lo conocen más fuera»

Montse García Iglesias
Montse García SANTIAGO / LA VOZ

CULTURA

SANDRA ALONSO

El director del Centro Gallego de Arte Contemporánea destaca la trayectoria sostenida del museo a lo largo de sus 25 años, en un aniversario que celebra desde hoy

26 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

«El CGAC ha mantenido un prestigio constante, y eso es muy bueno», asegura su director, Santiago Olmo (Madrid, 1958), al repasar la trayectoria del Centro Galego de Arte Contemporánea, que el día 29 cumplirá 25 años desde su apertura. Un aniversario que celebrará con varias actividades, la primera de ellas -un debate con cuatro de las seis personas que lo dirigieron-, hoy, a las 19 horas.

-¿Ha alcanzado el CGAC la madurez o la reducción de los presupuestos por la crisis ralentizó ese crecimiento?

-Durante la crisis todas las instituciones culturales en el mundo sufrieron una ralentización y una reducción. Sin embargo, este museo ha sido uno de los pocos que con la crisis ha continuado con una línea editorial y ha seguido publicando. A lo que más ha afectado la crisis es a la colección, ya que hubo una reducción drástica de presupuesto destinado a ello y ese momento coincidió con la partida de la colección Arco. Ahora, estamos viendo la manera de poder continuarla con fuerza; de hecho, lo estamos consiguiendo poco a poco. Otro de los aspectos en los que se ha resentido ha sido en el equipo, hubo bajas, amortización de plazas... Pero es muy cualificado y respetado en el ámbito español. En cuanto al ámbito internacional, la consideración del museo ha sido desde el principio excelente. En uno de los últimos ránkings de los museos más influyentes del mundo, el CGAC estaba en una posición muy notable y era el tercero de España. Esto se explica porque la colección y el desarrollo de exposiciones ha sido muy importante en los 25 años y lo que se valora es la trayectoria sostenida del museo. Tenemos que crecer más, pero el museo es muy sólido. Se trata del único proyecto contemporáneo sólido programático con colección del ámbito público que hay en Galicia y es un museo que está a la altura de primera línea en España.

-Después de 25 años, ¿el público ha perdido ya el miedo a entrar en un centro de arte contemporáneo o se sigue resistiendo?