Josep Homs: «Siempre tuve claro que si me dedicaba al cómic lo haría en Europa»

El dibujante catalán participa estos días en Viñetas desde o Atlántico, el salón que se celebra en A Coruña


A Coruña / La Voz

El festival del cómic de A Coruña acoge estos días a una serie de invitados que ya pasaron por Viñetas desde o Atlántico cuando daban sus primeros pasos profesionales y que ahora son autores consagrados. Entre ellos está Josep Homs (Castelldefels, 1975), quien se encargó de la complicada misión de adaptar a dibujo la serie Millennium de Stieg Larsson y que ahora ha vuelto a trabajar con el guionista Zidrou en Shi.

-¿Tanto han cambiado las cosas desde su anterior visita?

-Han cambiado tanto para mí como para el festival, supongo. El primer año que estuve aquí llegaba con mi experiencia en el mercado americano y, a nivel autor, un álbum bajo el brazo, El Ángelus, que fue mi primera publicación europea. Desde entonces me he embarcado en series como Millennium, con una repercusión enorme ya por la popularidad de las novelas. Eso te sitúa en el mercado y te da una visibilidad que desde luego no tenía antes. Ahora soy más profesional en todos los sentidos, lo que tiene cosas positivas y negativas. Ahora estoy más seguro de que aquello que quiero hacer saldrá reproducido. Pero no dejo de echar de menos aquel momento de mi primer Viñetas en que todo era nuevo e iba experimentando sobre la marcha.

-Llegar al mercado americano parece el sueño de cualquier dibujante. Usted lo hizo y lo dejó para volverse a Europa.

-Puede que parezca un salto extraño, pero incluso antes de la etapa americana ya tenía claro que si podía dedicarme al cómic sería en el mercado francobelga. Era la narrativa que me gustaba, siempre leí más cómic europeo que americano. Sin caer en sectarismos, pero siempre me tiró más el cómic europeo, tanto por los ritmos como por el control que tienes sobre el proyecto. En América entras en un engranaje en el que eres contratado para hacer un trabajo, para desarrollar un personaje que, si tienes suerte, empatizas con él, y si no, pues te aguantas porque es el que te ha tocado. Además, el color te lo va a poner otro, que te podrá gustar o no cómo lo haga. Son un montón de factores que hacen que no tengas el control sobre la obra. Después puede salir un cómic fantástico, pero no depende por completo de ti. Eso sí, adquirí una experiencia dibujando páginas enorme.

-Pues salió de un mercado rígido para meterse en Millennium, serie en la que tendría millones de ojos pendientes de usted.

-Es cierto, es lo que precisamente estaba intentando evitar del mercado americano. Pero nos dieron absoluta libertad. Hablé con el editor antes incluso de realizar esbozos de los personajes. Le pregunté por qué me habían llamado a mi para hacer eso, si era un concurso al que habían llamado a varios dibujantes o si querían realmente que lo hiciese yo. Nos dejaron hacer, y creo que ahí radica parte del éxito de la serie, en que lo convertimos en una obra de autor, olvidándonos de los millones de lectores que conocían los personajes y de intentar agradar a cada uno de ellos.

-Vuelve a colaborar con Zidrou en Shi.

-Empezamos a hablarlo antes incluso de publicar El Ángelus. Habíamos colaborado en La anciana que nunca jugó al tenis y tuvimos desde el principio muy buena sintonía. Shi es el proyecto más personal en el que he trabajado justo por eso, porque lo hemos gestado desde cero, mientras que los otros ya tenían forma de alguna manera cuando entré.

Dibujo de Homs para La Voz
Dibujo de Homs para La Voz

Dos dibujantes de la saga «Millennium» en la misma mesa

El destino ha unido a los dibujantes Josep Homs y Belén Ortega (Granada, 1986). Primero, cuando la segunda cogió las riendas de la adaptación al cómic de la saga Millennium, trabajo que había iniciado Homs. Y este martes compartieron mesa en el encuentro con los aficionados organizados por Viñetas desde o Atlántico.

Ambos han sabido impregnar con su particular estilo esta célebre serie basada en las novelas de Stieg Larsson, pero manteniendo de alguna manera una coherencia estilística que ha hecho que no se resientan los personajes.

«Cuando me dijeron que sería Belén la que se encargaría del dibujo me pareció estupendo. Hablé con ella antes de que empezase a trabajar en la serie, quería que le diese algún consejo. Pero poco le pude aportar, porque tiene un talento brutal», asegura Homs. «El único problema es que toda la libertad que me dieron a mí se vio menguada, porque los editores querían que continuase con el mismo estilo con el que había empezado. A pesar de eso, Belén ha conseguido imponer su personalidad», matizó el autor catalán sobre el trabajo de su colega.

Dibujo de Belén Ortega para La Voz
Dibujo de Belén Ortega para La Voz

El salón del cómic de A Coruña continúa con su programa de actividades y encuentros con los autores invitados. Hoy le toca el turno al dibujante pontevedrés afincado en Madrid Tirso Cons, que tendrá un encuentro con los aficionados a los cómics a las 18.15 horas en el Kiosco Alfonso de A Coruña. Al término de su intervención, sobre las 19.30, serán Cristina Durán y Miguel Ángel Giner los que hablen sobre su última creación conjunta, titulada El día 3.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Josep Homs: «Siempre tuve claro que si me dedicaba al cómic lo haría en Europa»