Salvador Sobral: «Quiero ser un ejemplo para los que están esperando por un trasplante»

El intérprete luso ha abierto una etapa tras Eurovisión y un trasplante: un antes y un después en su vida

Sobral afirma que se encuentra en un momento dulce
Sobral afirma que se encuentra en un momento dulce

lisboa / corresponsal

Siete meses después del trasplante de corazón que tuvo en vilo al mundo, el cantante portugués Salvador Sobral (Lisboa 1989) está totalmente recuperado, para sorpresa incluso de sus propios médicos. Inmerso en una gira por la península Ibérica que le llevará a recorrer hasta finales de noviembre 15 ciudades -el 1 de noviembre actuará en Santiago de Compostela-, Sobral se muestra distendido, cercano y lejos de todas las polémicas que han envuelto algunas de sus recientes declaraciones en España.

A sus 28 años Salvador sabe que ha vuelto a vivir y tiene una oportunidad de oro para demostrar al mundo que es mucho más que el vencedor de Eurovisión 2017, con Amar pelos dois. Dotado de un talento innato y excelente preparación para llenar salas de conciertos de todo el mundo, con su estilo inconfundible, esa voz y manera de estar en el escenario, que no deja a nadie indiferente, confiesa: «Quiero ser un ejemplo para los que esperan por un trasplante y decirles que es posible salir del túnel y vivir con un nuevo corazón».

-¿Cómo se siente con su nuevo corazón?

-Estoy fenomenal, lleno de energía, agradecido a mis médicos por el estupendo trabajo que han hecho y deseoso de aprovechar y saborear cada momento, como me está ocurriendo ahora con los conciertos en España y en Portugal. Es verdad que el calendario se ha adaptado para que pudiera descansar y recuperarme entre unos y otros [ríe], pero puedo decir que siete meses después como de todo y hasta juego al fútbol con mis amigos.

-¿En qué momento de su carrera y de su vida se encuentra?

-En un momento nuevo, dulce y muy creativo. Me siento muy mimado por mis médicos, por mi familia y por mi entorno, acabo de ser tío por segunda vez y estoy como loco. Para mi la familia y los amigos son muy importantes. Aunque he de confesarte que el haber sufrido tanto como sufrí los últimos años me ha servido para valorarlo todo más y vivirlo de otra manera.

-¿Hay un antes y un después de Eurovisión?

-Sí, por supuesto, aunque en mi caso puedo decir que hay un antes y un después del trasplante. Casi no tuve tiempo de saborear el éxito de Eurovisión, porque pocos meses después me internaron para preparar la operación. Me gustaría ser un ejemplo para todos aquellos que esperan impacientemente por un nuevo corazón y decirles que es posible salir del túnel, recuperarse y hacer una vida normal.

-¿Por qué ha escogido España para su primera gira, tras el alta médica?

-Porque, como sabes, es un país que me encanta. Viví en Mallorca y Barcelona varios años y me siento como en casa. Los españoles tenéis una energía impresionante que se transmite en la calle, en el día a día y en su reacción en los conciertos y espectáculos. Además, mis médicos me recomendaron no moverme demasiado en estos primeros meses de actividad y no viajar muy lejos. Así que ahora toca la Península [ríe] y en el 2019 los países bálticos, Polonia y Suiza.

-Ha lanzado dos nuevos sencillos y uno de ello en español. ¿Me puede hablar de ellos?

-Estoy muy contento con el resultado de Mano a mano, donde colaboro con mi gran amigo, el pianista Julio Resende, y de Cerca del mar, compuesta en castellano. Están funcionando muy bien, de ventas y en los conciertos, se identifican totalmente conmigo y con mi estilo.

-¿Acaba de actuar en Benicasim, Murcia y San Sebastián, para cuándo tierras gallegas?

-Pues para muy pronto, en el otoño. Actuaré en Galicia el 1 de noviembre, en el Auditorio de Galicia, de Santiago de Compostela. Tengo muchas ganas de ir a Galicia, comer pulpo á feira y conocer un poco más de su gente y gastronomía. España es una maravilla por su diversidad y riqueza cultural y paisajística, hay muchas Españas en una.

El chaval inconformista con talento y encanto innatos

A sus 28 años, Salvador Sobral no deja a nadie indiferente, dentro y fuera de Portugal, con su talento innato para cantar, interpretar la música y transmitir un sentimiento muy especial de cercanía y dulzura a cualquiera que le escucha. El ganador de Eurovisión 2017, con Amar pelos dois, sorprende también por su espontaneidad, frescura y declaraciones, muchas veces polémicas... como ha ocurrido con algunas de sus últimas entrevistas en España.

Sin embargo, tras ese envoltorio de enfant terrible se esconde un hombre extremadamente sensible, que a menudo se protege de los medios de comunicación por todo lo que se publicó de él, muchas veces falso durante su enfermedad. «No es que no sea simpático o menos abierto que mi hermana Luisa», dice Salvador, «es que me protejo un poco más cuando me hacen algunas entrevistas», confiesa. «Los que me conocen saben que soy muy divertido, hablador y amigo de mis amigos», añade.

El intérprete ha mamado la música, junto a su hermana Luisa, de sus padres, muy melómanos, que siempre apostaron en su valía, formación y lo han apoyado en los buenos y malos momentos.

Sabe que sus palabras tienen gran eco, y que con ellas puede ayudar a mucha gente, por ello no es de extrañar que durante esta entrevista haya mandado un mensaje de esperanza a todos los enfermos que esperan por un trasplante demostrándoles, con su propia experiencia, que es posible vivir con normalidad con un nuevo corazón.

Aunque el corazón de Sobral a veces bate muy intensamente y no controla sus impulsos profiriendo declaraciones que no gustan a todos. Él es así, sin trampas ni cartón. Así ocurrió el 23 de abril de este año, cuando los corresponsales extranjeros le entregaron el premio Personalidad del Año a su hermana Luisa y a él. Salvador aprovechó la presencia en la ceremonia del presidente luso, Marcelo Rebelo de Sousa, del titular de Cultura, Luis Filipe Castro Mendes, y de la prensa portuguesa, para pedir más apoyos a la música y a los artistas en Portugal y la reducción del IVA en la música y los espectáculos en el país.

Salvador Sobral: «Mi voz ahora es más frágil, pero creo que va a volver a lo que era»

Efe

El cantante portugués concede su primera entrevista en televisión y confirma que pretende iniciar a finales de junio una gira por varios festivales de verano de España

El cantante portugués Salvador Sobral, vencedor de la última edición de Eurovisión, dijo hoy que tras su reciente trasplante de corazón, que ve de una forma «práctica», su problema «ya está resuelto» y puede volver a cantar próximamenteSobral ha hablado de su regreso a los escenarios en su primera entrevista en televisión tras la intervención, que tuvo lugar a principios de diciembre y por la que ha pasado en total cuatro meses ingresado, según explicó el artista, de 28 años. El cantante aseguró en la cadena lusa RTP que no sintió «nada» al despertar de la operación, que considera «una experiencia como cualquier otra».«Creo que el ser humano es súper adaptable y adapté esa situación a mi realidad», explicó Sobral durante la entrevista, en la que insistió en la visión «práctica» que tiene de su intervención.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Salvador Sobral: «Quiero ser un ejemplo para los que están esperando por un trasplante»