Un museo flotante en Muros

La nueva marina para uso exclusivo de embarcaciones tradicionales gallegas de vela exhibe una parte importante de la cultura y el patrimonio marítimos

Una embarcación tradicional en la ría de Vigo, donde tienen en Bouzas una marina exclusiva
Una embarcación tradicional en la ría de Vigo, donde tienen en Bouzas una marina exclusiva

«Na outra banda do mar constrúen o navío: / o martelar dos calafates resoa na mañá, e non saben /que están a construír a torre de cristal da miña infancia. / Non saben que cada peza, cada caderna maxistral / é unha peza do meu ser. Non saben /que no interior da quilla está a médula mesma / da miña espina dorsal; que no galipote a quencer / está o perfume máxico da vida. / Que cando ao remate, ergan a vela, e a enxarcia / trémole vagarosamente no ar / será o meu corazón quen sinta o vento, / será o meu corazón».

En el poema A nave do tempo Antón Avilés de Taramancos evoca de forma magistral la magia de las embarcaciones tradicionales gallegas de vela, que desde comienzos de este año tienen a su servicio una nueva marina en Muros. El proyecto, surgido fruto de las peticiones de las asociaciones Mar de Muros, Ostreira de Abelleira y Canle de Lira (integrantes de Culturmar), fue llevado a cabo por Portos de Galicia y ha constituido su primera marina exclusiva para dicha flota de vela tradicional.

La marina de Muros funciona desde comienzos de este año
La marina de Muros funciona desde comienzos de este año

Según el ente público autonómico, la prioridad al acometer estos trabajos, que consistieron en la construcción de una docena de nuevas plazas (de las que la mitad están ocupadas por la flota marisquera, y las otras seis restantes por los barcos de vela tradicional), fue promover la conservación, así como la puesta en valor, de este patrimonio cultural y marítimo.

Orígenes fenicios

Dionisio Pereira, historiador y experto del grupo etnográfico Mascato, en su recomendable obra O patrimonio marítimo de Galicia, editada por la Federación Galega pola Cultura Marítima e Fluvial (Culturmar), precisa que «houbo un tempo en que os portos eran cousa de arquitectos e mestres canteiros, que deixaron sinaladas mostras do seu oficio en instalacións como as de Carril, ou as do peirao de Porcillán en Ribadeo. Outros más antigos, teñen importancia pola súa orixe fenicia aínda discutida; caso do coido de Bares e do peirao de A Covasa, en Aguiño».

En Muros, Portos de Galicia ha dotado a la flota tradicional de un espacio específico de atraque, con una inversión por un valor total de 50.000 euros, destinados a la instalación de cuatro módulos con una extensión de 48 metros más de pantalán para incrementar así la línea de atraque, y que ya utilizan estas embarcaciones locales. El pavimento es sintético, completado con la flotación de polietileno mediante la disposición de cinco brazos de amarre para facilitar los atraques correspondientes y también procurar una seguridad mayor. Además, estas embarcaciones cuentan con las instalaciones de agua y electricidad conectada a dos torretas de abastecimiento.

Espíritu de cooperación

La obra significa en la práctica la creación de un museo flotante que exhibe una parte importante de la cultura y el patrimonio marítimos de Galicia. El colectivo Culturmar expresa su agradecimiento por la colaboración y participación decidida de Portos de Galicia en este proyecto, con el deseo de que este espíritu de cooperación mutuo pueda extenderse a otras iniciativas similares en el resto de Galicia.

Bouzas, la primera instalación de este tipo, cumple diez años de existencia

La Autoridad Portuaria de Vigo promovió y financió la marina inicial dedicada exclusivamente a acoger las embarcaciones tradicionales en Galicia desde el 2008, gestionada desde la finalización de sus obras por los Marineros Artesanales y Deportivos San Miguel de Bouzas, y que ahora cumple su primera década.

Los Marineros Artesanales y Deportivos San Miguel de Bouzas, barrio perteneciente al área metropolitana de Vigo, culminaron de esta forma numerosos años de gestiones ante las diversas administraciones públicas con el objetivo de llevar a cabo en mejores condiciones su trabajo de salvaguarda de su creciente patrimonio marítimo. Esta asociación inauguró además hace un año su nueva sede social.

El colectivo consigue de esta forma unos espacios más adecuados y, sobre todo, modernos, en los cuales cuidar y recuperar sus embarcaciones, las cuales han aumentado sensiblemente a lo largo de estos últimos años. Su museo flotante ha representado un éxito, especialmente en cuanto al número de visitantes.

Otra en Portonovo

Mientras, los Amigos da Dorna de Portonovo tratan de que Portos de Galicia se comprometa con la instalación de otra nueva marina que, de llevarla a cabo, se convertiría en la tercera instalación dedicada íntegramente a la flota de vela tradicional. La petición consiste en habilitar una docena de nuevas plazas equipadas para que su flota se encuentre en las mejores condiciones posibles, especialmente en cuanto a su seguridad y accesibilidad. Por su parte, la agrupación se ocuparía de completar la exposición del museo flotante con varios paneles informativos que presenten a los visitantes sus características, así como los usos más relevantes de esta clase de embarcaciones, destacando su valor cultural.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un museo flotante en Muros