viveiro / la voz

Tres grandes festivales coinciden este fin de semana en España: el Mad Cool de Madrid, el BBK Live de Bilbao y el Resurrection Fest de Viveiro. Dos Goliat en grandes ciudades y un David en una pequeña población de A Mariña lucense. Y la leyenda se repite, porque en Viveiro resiste el paraíso del rock: por un festival premiado como el mejor de gran formato de la península ibérica y por unas vacaciones en un Viveiro entregado y asequible. Lo confirman los miles de espectadores de los siete conciertos del miércoles y de los 31 de ayer, aunque la empresa Bring the Noise Events reserva el balance para el final.

Quedan otros dos días grandes, con 62 bandas más, que hoy encabezan los legendarios Scorpions y mañana los míticos Kiss, en su primera y puede que única actuación en Galicia.

«Para todos os públicos» diseña el Resurrection la organización que dirigen los hermanos Iván y David Méndez, explica el primero. Pasear por Viveiro o acercarse al festival lo corrobora. Entre el público, de adolescentes hasta rockeros que rondan los sesenta, familias con hijos pequeños... Varios por el aliciente añadido al musical, acampadas gratis de una semana en espacios públicos que cede el Concello.

Con prendas negras como seña de identidad, se mueven por calles y plazas, bares, supermercados o comercios «casi como en casa, porque Viveiro es realmente acogedor», cuenta una pareja catalana de unos cuarenta años que repite en el Resu. «Aquí flipamos, ¿ti non?», dice un joven de una pandilla que no para de saltar sonriente cerca de uno de los cuatro escenarios del festival.

En uno empezó a la una y media de la tarde de ayer el primer gran día del Resurrection, que preveía concluir a las cuatro de la madrugada de hoy. En su único concierto en España, al filo de la medianoche, la banda sueca Ghost agitaba el escenario principal con su rotundo doom metal, adornado con sus inconfundibles indumentarias. Ahí mismo la habían precedido el metal de los estadounidenses Stone Sour o el hardcore de los americanos Anti-Flag. Para las dos de la madrugada, en otro escenario, los suecos At the Gates, considerados los padres del death metal melódico; y en los otros sonaron el hardcore californiano de Stick to your Guns y el canadiense de Cancer Bats, o el post-black metal de los norteamericanos Wolves in the Trone Room.

Resurrection Fest 2018 en Viveiro, día dos

A las once de esta noche, la banda alemana Scorpions trae a Viveiro parte de la historia de la música con el rock duro y las baladas que tan famosa la hicieron en los 70 y 80 del siglo pasado, como Still Loving You o Rock You Like a Hurricane. El Resu también propone hoy trashmetal con los estadounidenses Megadeth y los españoles Angelus Apatrida; death metal con Suffocation, metal progresivo con Leprous, doom metal con Paradise Lost, sludge metal con Crowbar, post-rock con God is an Astronaut o hardcore con Sick of it All.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El rock duro y las baladas de Scorpions sonarán en el Resurrection de Viveiro