ortigueira / la voz

A Cecilia, que se ha traído «a todo Majadahonda» al Mundo Celta, del festival le atrae todo, música, playa, acampada... Pero lo que más le gusta es «que sea Galicia». Desde ayer, Ortigueira rebosa de folkies en busca de diversión. Miles de jóvenes conviven en el pinar de Morouzos y desfilan hacia la playa para refrescarse. «Es un sitio especial, de gente bella y abierta, donde todo fluye y te enriquece, increíble», resume Irene, madrileña. Su amigo Manu, gaditano y debutante, ya se ha enganchado a las jam sessions del bosque.

En los jardines del Cantón, Toñi da las gracias por haberse apuntado a la gira del norte con Anabel, artesana. Estas dos murcianas han recorrido mil kilómetros para «vivir la experiencia» del festival desde la feria, con sus joyas de Creaciones Aizahar. En otro puesto, María Álvarez, ortegana, vende la cosmética que ella misma elabora, bajo la marca A Esteada, las camisetas serigrafiadas y este año, por primera vez, comida para veganos y sin gluten, en Veganité.

La fiesta se adelantó a la inauguración, con gaitas gallegas, escocesas y astures. «Grazas aos fundadores e ao pobo por estes 40 anos dun evento único no mundo», sentenció el alcalde, Juan P. Muras. El presidente de la Diputación, Valentín González Formoso, destacó la unión «de diferentes pobos de Europa a través do folk».

Vivamos como Galegos!

Por otra parte, Gadis busca bailadores teimudos dispuestos a marcarse una global muiñeira en el photocall que se instalará hoy en la feria de artesanía, con la exposición Vivamos como Galegos!

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Gaitas gallegas, escocesas y astures