Viñetas desde o Atlántico repasará este año su propia historia de 21 años

Andrea presedo / c. a. A CORUÑA / LA VOZ

CULTURA

ANDRES FERNANDEZ

El festival se celebrará en A Coruña del 6 al 12 de agosto, con más presencia femenina

05 jul 2018 . Actualizado a las 12:34 h.

Viñetas desde o Atlántico alcanza la [antigua] mayoría de edad: los 21 años, y lo hace acompañada de un galardón muy especial: el de mejor iniciativa cultural y de fomento de la lectura otorgado por la Gala do Libro. «Este premio ten un valor especial porque no fondo o que se pretende con Viñetas é que se faga máis visible o sector da cultura», explica José Manuel Sande, concejal de cultura en A Coruña. Miguelanxo Prado, director de este salón del cómic, celebraba la continuidad lograda por el certamen: «Chegar o ano pasado á vixésima edición xa foi realmente un signo de pervivencia».

El cartel de este año rinde homenaje a los primeros pasos del festival, dados allá por 1997. Así, la lista de autores invitados es muy similar a la de la primera edición. Una «reválida», chancea Prado, para ponerlos a examen después de tantos años. Lo dice bromeando y lleno de orgullo. No es para menos, los artistas invitados a la edición del 2018 son verdaderos profesionales reconocidos en el mundo del cómic. Es el caso de Emma Ríos o David Rubín, nominados en reiteradas ocasiones a los premios Eisner. «A todos eles, que teñen hoxe un lugar específico no mercado internacional, vímoslles medrar dende aquelas primeiras historias ata as máis recentes, cuxos orixinais se expoñerán nesta vixésima primeira edición do certame», explica el dibujante.

Rita Alvarez Tudela

El 21.º salón internacional del cómic Viñetas desde o Atlántico, impulsado por el Ayuntamiento de A Coruña, se celebrará del 6 al 12 de agosto y contará también con otro importante invitado, el ilustrador José Ramón Sánchez, autor de los coloridos carteles electorales con los que el PSOE concurrió a las primeras elecciones municipales de la democracia. «Sánchez -Premio Nacional de Ilustración 2014- permítenos investir a ecuación: mirar alén do espello respecto ao caso dos autores que creceron en paralelo a Viñetas», explica el director del salón. El caso de este dibujante es particular ya que descubrió su talento para el cómic cuando tenía 80 años, momento en el que realizó una adaptación «excepcional», según elogió Prado, de la inmortal novela de Melville Moby Dick.