Ringo Starr consoló con su banda de lujo a más de 3.500 nostálgicos

El ex batería de The Beatles ofreció en A Coruña su primera actuación en Galicia


a coruña/ la voz

Unas 3.500 personas asistieron ayer en el Coliseo coruñés al primer concierto de Ringo Starr, exbatería de The Beatles, en Galicia. Lejos del cartel de completo, que seguro habría registrado el artista si hubiera visitado la ciudad junto a su emblemática banda en la década de los 60 del siglo pasado, Starr actuó ante un recinto a medio llenar. Para ser justos, es necesario recalcar que la cita del británico coincidió con otro evento musical de gran tirón como es el festival santiagués O Son do Camiño, que estos días se celebra en el Monte do Gozo y en el que ayer actuó Jamiroquai como cabeza de cartel.

Entre los que sí apostaron por Ringo para pasar la noche del viernes se encontraban, por un lado, cincuentañeros nostálgicos de la época dorada de Lennon y compañía, y, por otro, aquellos que crecieron escuchando las canciones de los de Liverpool porque sus padres se las ponían cuando viajaban en el coche. Todos ellos con un objetivo común: ver en persona a un beatle. Y uno que se conserva muy bien, porque Ringo a sus casi 78 años, los cumple el próximo sábado, se mostró en plena forma en un escenario de estética sencilla para los tiempos que corren.

Lejos de artificios y sin pantalla gigante, algo anecdótico en la actualidad, el músico tocó en un escenario con un aire hippy con estrellas colgantes y fondo de paisaje floreado. Un decorado sin lujos para un concierto en el que quedó claro que la auténtica protagonista de la noche era la música.

El recital comenzó con la canción Matchbox, que fue recibida con entusiasmo por los asistentes. Después llegó un tema de la trayectoria en solitario de Starr, It Don’t Come Easy, al que siguió el cover Dreadlock Holiday de la banda de Mánchester 10cc. Posteriormente, sonó una versión del Evil Ways de Carlos Santana. No fue la única composición del guitarrista mexicano que se escuchó ayer en el Coliseo, ya que en el repertorio también estaban incluidas Oye como va y Black Magic Woman. Y por supuesto en el show no pudieron faltar clásicos de los Beatles como Yellow Submarine, Boys, Don’t Pass Me By, I Wanna Be Your Man o With a Little Help From My Friends, con el que Ringo y su grupo pusieron el broche de oro a la noche.

Entre los músicos que acompañan a Starr, todos de primera división, se encuentran nombres muy reconocidos como Colin Hay (Men At Work), Graham Goldman (10cc), Steve Lukather (Toto), Gregg Rolie (Santana, Journey), Warren Ham y Gregg Bissonette (David Lee Roth). Juntos forman Ringo Starr & His All-Starr Band.

Y por si escuchar por primera vez en directo en Galicia a un representante de una de las bandas más importantes de la historia de la música fuese poco, entre el público, había una sorpresa. Un miembro muy destacado de la familia Beatle, la hermana del mismísimo John Lennon, Julia Baird, que se halla en la ciudad para promocionar el Camino Inglés.

Una estrella que solo pidió agua Evian, fruta fresca y té

Ya no son los años 60 y ya no llena auditorios con The Beatles, pero Ringo Starr sigue siendo una estrella. Prueba de ello es que el ex batería de la mítica formación llegó a la ciudad herculina a bordo de su avión privado, que aterrizó en Alvedro a las 15.00 horas. Treinta minutos más tarde, Starr ya estaba instalado en una habitación del Finisterre, el único hotel de la ciudad que cuenta con cinco estrellas. Allí, si bien el músico no pidió nada fuera de lo común, solicitó botellines de la marca francesa de agua Evian, mucha fruta fresca y, como buen inglés, té en abundancia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Ringo Starr consoló con su banda de lujo a más de 3.500 nostálgicos