Diez festivales se agrupan en la nueva plataforma Fest Galicia

La iniciativa autonómica busca potenciar los eventos musicales

El proyecto fue presentado en los jardines de la Cidade da Cultura
El proyecto fue presentado en los jardines de la Cidade da Cultura

santiago / la voz

Fest Galicia. Esa es la marca distintiva de los festivales gallegos a la que están adheridos una decena de eventos musicales. «É unha plataforma para aglutinar, potenciar e para poñer en valor os festivais de Galicia». Así definió el conselleiro de Cultura, Román Rodríguez, la propuesta promovida desde la Xunta para impulsar unas citas que «dende hai uns anos se converteron en referentes culturais e turísticos».

PortAmérica, Resurrection Fest, Atlantic Fest, Vive Nigrán, Sinsal Son Estrella Galicia, Ribeira Sacra, SonRías Baixas, Revenidas, Festival de la Luz y WOS son los festivales que se sumaron de partida a la iniciativa promovida desde la Consellería de Cultura a través de la Axencia Galega das Industrias Culturais (Agadic). «Queremos mellorar colectivamente a organización e a xestión, impulsar criterios como a sustentabilidade económica, social e territorial; incrementar os retornos económicos nos territorios nos que se celebran estes festivais; mellorar a especialización; incrementar a captación de público e empregar os festivais como unha ferramenta para divulgar valores para a sociedade», aseguró el conselleiro durante la presentación de la marca, un acto en el que también participaron representantes de los eventos, y la secretaria xeral de Igualdade, Susana López Abella.

«Es importante el sello para definir lo que es un festival», aseguró David Méndez, del Resurrection Fest, quien recordó que cuando ellos comenzaron sería impensable una marca así. Por su parte, Julio Méndez, del Sinsal Son Estrella Galicia, incidió en la importancia de la iniciativa para incidir en la profesionalización de los festivales.

Impacto económico

Las primeras acciones incluidas en el programa contemplan la realización de estudios de impacto económico, social y mediático de los festivales, la redacción de un manual de buenas prácticas y asesoramiento legal. En el primer año estudiarán los impactos generados por PortAmérica, Resurrection Fest, Sinsal Son Estrella Galicia, SonRías Baixas y Revenidas. A medio plazo también está previsto un sello distintivo que reconozca a los festivales organizados con criterios de calidad, sostenibilidad y responsabilidad.

Con Fest Galicia, desde la Xunta también buscan promocionar Galicia como destino musical y que «os festivais sexan un elemento tractor para a nosa cultura, a economía e a industria», concluyó el conselleiro.

Pero, además, esta plataforma conjunta servirá como canal para otras iniciativas. De esta forma, la Dirección Xeral de Igualdade pondrá en marcha en los festivales una campaña para sensibilizar y evitar agresiones sexuales contra las mujeres, AgresiónOff. Para ello, contarán con estands en los eventos musicales en los que distribuirá camisetas con el lema de la campaña y un decálogo contra la violencia sexual. «Nada xustifica unha agresión. A rúa, a noite e as festas tamén son das mulleres», destacó en el transcurso del acto en la Cidade da Cultura Susana López Abella.

Cultura, el sector de los 30.000 empleos que quiere ser industria

Gladys Vázquez

Sus números pesan tanto como los de la pesca, pero la precariedad laboral o la falta de inversión les lastra; son negocio y podrían ir a más, pero reclaman un proyecto de futuro

La cultura es uno de los sectores económicos con más ramificaciones: la forman el cine, la música, el teatro, los artistas, pero también las bibliotecas, museos, productoras y todo su personal. Un sector tratado como algo pequeño cuando en realidad sus números dicen todo lo contrario. Sí, la cultura es negocio y, por supuesto, economía.

Según la EPA, en el segundo trimestre de 2017 había 30.500 personas trabajando en la industria cultural gallega, algo que incluye todo tipo de ocupaciones. Son 3.100 más que en el mismo trimestre del 2016, pero sus altibajos en la última década han sido constantes e incluso dramáticos durante la crisis. En el 2009 había 33.900 personas dedicándose a la cultura. Dos años después habían caído a poco más de 24.000. Por no hablar del 2012: la peor cifra, 21.300. «Somos o 2 % do PIB e o 3 % do emprego», señala Marcos Lorenzo. Cifras llamativas y poco consideradas teniendo en cuenta que la pesca es el 2,1 % del PIB (el 2,9 % del empleo). Lorenzo, economista y consultor, es también coordinador del Curso de Experto en Xestión Cultural da USC. A punto de arrancar su cuarta edición, considera «sintomático que non houbera durante moito tempo formación regrada deste tipo en Galicia».

Seguir leyendo





Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Diez festivales se agrupan en la nueva plataforma Fest Galicia