Isabel Coixet graba en Boborás escenas para su película «Elisa y Marcela»

El equipo de la directora catalana ya rueda en Ourense, ayer en Pazos de Arenteiro y hoy en el pueblo de Moldes

.

ourense / la voz

La Ponte da Cruz está mutilada desde 1809, cuando los vecinos de Boborás, Leiro y otras zonas de O Ribeiro, comandados por Bernardo González Cachamuíña, la derribaron parcialmente para impedir el paso de los franceses. La invasión de los gabachos empezó a escribir su final y la leyenda cuenta que las viñas del pueblo -en plena Denominación de Orixe Ribeiro- quedaron estercadas aquel año a base de invasores, animales y armas.

Junto al puente y en Pazos de Arenteiro, conjunto histórico preñado de los pazos de la nobleza del vino y de las órdenes monásticas que es monumento nacional desde 1973, estuvo rodando Isabel Coixet escenas para la película Elisa y Marcela, basada en la historia de las dos maestras gallegas que se casaron por la iglesia en 1901 en A Coruña. El trabajo en Galicia para este proyecto se inició el pasado día 21 en Bastavales y tuvo continuidad en la playa de A Aguieira (Porto do Son). Tras dichas sesiones el equipo regresó a tierras de Brión, para grabar en Luaña.

Ayuda de Agadic

El filme Elisa y Marcela recrea la aventura existencial de las dos mujeres que desafiaron el poder establecido y cuya acción pionera se mantiene en la historia, ya que a pesar de ser perseguidas y condenadas por la iglesia nunca se llegó a anular el acta del matrimonio celebrado en la parroquia de San Jorge (A Coruña). El proyecto es una iniciativa de la productora Zenit Televisión y para desarrollarlo cuenta con una subvención de Agadic de 240.000 euros.

En una jornada desapacible, marcada por una climatología adversa y por las lluvias intensas que se dejaron caer durante toda la jornada en Pazos de Arenteiro, el equipo de Isabel Coixet grabó escenas en el entorno de los ríos Arenteiro y Avia, el casco histórico y la iglesia de San Salvador -el templo parroquial servirá para recrear la iglesia de San Jorge-. El trabajo tendrá continuidad en el pueblo cercano de Moldes, también en Boborás.

El rodaje de escenas en las diferentes localizaciones elegidas en Galicia finalizará con las sesiones del jueves y el viernes en el municipio de Celanova.

La sorprendente boda sin hombre de Marcela y Elisa

Marta Valiña
.

El 8 de junio de 1901 Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga, haciéndose llamar Mario, se casan en la iglesia de San Jorge. Su historia conmocionó a la sociedad de la época.

Se conocieron en 1885, en la Escuela Normal de Maestras, y las relaciones entre Marcela y Elisa, contaba La Voz el 22 de junio de 1901, «cuando se hizo público el asunto», fueron haciéndose «cada vez más íntimas». «Los padres de Marcela llegaron a verlas con desagrado primero y luego con disgusto muy vivo», añadía la primera de una serie de crónicas que, todas ellas bajo el titular «un matrimonio sin hombre», conmocionaron a la sociedad de la época.

Pese a la oposición de los padres de Marcela, que llegaron a enviarla varios meses a Madrid, ambas continuaron con su relación y, una vez licenciadas, ejercieron la docencia en diversas escuelas de la Costa da Morte, donde vivieron lejos de los ojos indiscretos de sus conciudadanos. Todo cambió, sin embargo, en 1901. «A la caída de una tarde del mes de mayo -no es novela, aunque lo parece- se presentó en la casa del núm. 9 de la calle del Mercado [donde vivía, ya viuda, la madre de Marcela] Elisa Sánchez vestida de hombre».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

Isabel Coixet graba en Boborás escenas para su película «Elisa y Marcela»