Delibes, cuentista y dibujante

álvaro soto MADRID / COLPISA

CULTURA

Destino rescata el inédito «La bruja Leopoldina», que escribió con 18 años

27 abr 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Mucho antes de convertirse en faro de la literatura española, Miguel Delibes fue un joven escritor lleno de dudas y miedos, y también dibujante aficionado tan respetuoso con la pintura que no quiso dedicarse a ella porque no tenía formación artística y creía que en un campo como ese no se podía ser autodidacta. Pero todas estas facetas del autor de El camino se reúnen en La bruja Leopoldina, un cuento inédito que Delibes escribió con 18 años y que ahora recupera la editorial Destino.

La bruja Leopoldina fue uno de los pocos textos originales que la familia Delibes encontró después de la muerte del escritor, en marzo del 2010. Los guardaba en carpetas en las que ponía escritos, recortes de periódico y todo tipo de papeles, y que cuando estaban llenas, cerraba y guardaba. «Fue tan pudoroso con su vida privada y tan exigente con su vida literaria que lo que no quiso ver publicado él mismo se encargó de destruirlo», cuenta Elisa Delibes, una de las hijas del escritor, que este jueves presentó este nuevo volumen en la Biblioteca Nacional.

El cuento que ahora ve la luz fue escrito en 1939, una década antes que La sombra del ciprés es alargada (1948), con el que se consagró al ganar el premio Nadal. Apareció en un cuaderno de hule y lo que le distingue de muchos otros textos hallados en las carpetas es que este tenía «principio y fin». Pero Elisa Delibes no cree que se trate de una obra maestra, ni mucho menos. «Literariamente, no es el embrión de su obra ni tampoco con este cuento hubiera ganado el Nobel», ironiza, «pero sí es una pequeña joya». «Aunque a él», continúa Elisa Delibes, «probablemente no le habría gustado que se publicase este cuento, se habría puesto nervioso. Un hermano mío decía que si lo hubiera visto en un libro, le habría dado un ataque».