El Festival de Cannes le declara la guerra a Netflix y a los «selfies»

El certamen impide el concurso de películas que no pasen por salas de cine francesas


redacción / la voz

Cannes le ha cerrado la puerta a Netflix. El festival de cine más importante de Francia no contará con películas de la plataforma estadounidense. El año pasado los responsables del certamen recibieron críticas de directores como Pedro Almodóvar tras admitir en la competición por la Palma de Oro dos largometrajes producidos por la compañía de contenidos en streaming, Okja y The Meyerowitz Stories, dos trabajos que se estrenaron directamente en televisión. En esta edición han optado por establecer la obligación de que las obras seleccionadas pasen por las salas de cine francesas, con lo que quedan excluidos los productos destinados en exclusiva a la pequeña pantalla, como es el caso de los que distribuye Netflix. Se invita a estas compañías a presentar sus filmes en secciones paralelas, pero siempre fuera de competición. El festival se celebrará del 8 al 19 de mayo y el jurado en esta ocasión estará presidido por la actriz australiana Cate Blanchett.

«A la gente de Netflix le encantó la experiencia de la alfombra roja y a ellos les gustaría presentar otras películas. Pero han entendido que su intransigencia sobre su modelo desgraciadamente se opone al nuestro», destacó Thierry Frémaux, uno de los responsables de la organización del evento. En el 2017 hubo discrepancias en el jurado sobre este asunto. Almodóvar, que ejercía como presidente, formó parte de las voces que cargaron contra la incorporación de largometrajes que no se exhiben en pantalla grande en la anterior edición. «Las nuevas plataformas deben asumir y aceptar las reglas del juego ya existentes, lo que implica respetar las actuales ventanas de los distintos formatos de exhibición, así como las obligaciones de inversión que actualmente rigen en Europa», indicó el realizador manchego. Pero Will Smith, uno de los miembros del jurado, sostuvo que las dos formas de consumo son totalmente compatibles y deben convivir. «Mis hijos ven películas de Netflix y van al cine», dijo el intérprete, que valoró estas compañías de streaming como trampolines para los nuevos talentos, apuntando que permiten lanzar trabajos que en los circuitos tradicionales no habrían visto la luz.

El veto a este tipo de plataformas no es el único anunciado por los organizadores. Este año las estrellas no podrán hacerse selfies con el público en la alfombra roja. El propio Frémaux indicó en una entrevista concedida a la publicación especializada Le Film Français que «estarán prohibidos en la alfombra roja». La decisión se toma debido «al desorden intempestivo creado» cuando las estrellas de cine suben las famosas escaleras para hacerse este tipo de autorretratos con el público, algo que ocasiona retrasos y otras situaciones no deseadas por la organización.

En el 2015 en Cannes anunciaron que se prohibiría este tipo de comportamiento por ser considerado «ridículo y grotesco», pero finalmente los invitados tuvieron libertad para inmortalizarse con sus móviles y los de los fans.

Los organizadores consideran que los «selfies» en la alfombra roja crean desorden

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Festival de Cannes le declara la guerra a Netflix y a los «selfies»