Berta Vias novela la vida oculta de la fotógrafa-niñera Vivian Maier

La ganadora del Torrente presenta hoy en A Coruña «Una vida prestada»

Autorretrato de Vivian Maier
Autorretrato de Vivian Maier

A coruña / La Voz

«La novela de la vida de Vivian Maier está llena de páginas en blanco». Esta frase de Antonio Muñoz Molina está en el origen del libro de Berta Vias Mahou (Madrid, 1961) Una vida prestada (Lumen). En esta obra novela la historia de la fotógrafa y niñera Vivian Maier, una misteriosa mujer nacida en Nueva York en 1926 y que murió en el anonimato, en el 2009 en Chicago, dejando 150.000 negativos de fotos que nunca dio a conocer. «La editora de Lumen, Silvia Querini, leyó el artículo de Muñoz Molina y se quedó con la idea de que ahí había una novela», explicaba ayer la ganadora del XXV Premio Torrente Ballester de Narrativa con Yo soy El Otro. Vias confesaba que el personaje le parecía «muy goloso» pero tenía dudas sobre el enfoque. «En Yo soy El Otro ya escribí del éxito y el fracaso», dice de esta novela protagonizada por un torero, pero Vivian Maier «era la contrafigura del torero porque nunca quiso triunfar, aunque ella sabía que lo que hacía era bueno: era autodidacta, seguía todo lo que ocurría en la vida pública, tenía un montón de libros y de revistas sobre la fotografía y por eso sabía de la calidad de lo que estaba haciendo».

Berta Vías estará hoy en la Fundación Seoane, en el ciclo «Somos lo que leemos»
Berta Vías estará hoy en la Fundación Seoane, en el ciclo «Somos lo que leemos»

Berta Vias, que estará hoy, a las 20.00 horas, en la Fundación Luis Seoane de A Coruña hablando de esta novela, desmiente que Maier fuera judía «como se dijo siempre: estaba bautizada por el rito católico». También detalla que en su obra «casi todos son testimonios de gente que la conocía, algunos contradictorios, y también anécdotas inventadas, datos de la época pero ella era una fanática de los periódicos». Acerca de dichas contradicciones sobre Maier, esta licenciada en Historia Antigua y traductora de autores como Stefan Zweig, Joseph Roth y Goethe, alude a Kafka cuando afirmaba que «la verdad está en el coro», en el resumen de distintas voces.

En cuanto a los motivos que llevaron a la fotógrafa al anonimato considera Vias que es una opción «en la pueden entrar muchas consideraciones, como traumas infantiles, su carácter muy reservado y orgulloso o por timidez, porque cuando expone fotografías también se expone ella, lo mismo que cuando publicas». De todos modos, Vias tiene claro que el anonimato de Maier, que incluyó a España (Barcelona, Granada, Sevilla o Madrid) en sus numerosos viajes, no se debía a su condición de mujer ya que en aquellos momentos «había mujeres haciendo cosas».

Tras señalar que a Maier no le gustaba Los Ángeles, «decía que no se puede casi caminar, no es para pobres como yo», destaca el mérito de dejar un sorprendente legado, tanto de fotos como de objetos, puesto que no tenía casa propia y se iba mudando de un lugar a otro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Berta Vias novela la vida oculta de la fotógrafa-niñera Vivian Maier