Óscar Eimil: «En la historia de España hay muy buenas tramas que contar»

El lucense se estrena como novelista con «Reinos de sangre», una obra sobre la división territorial


redacción / la voz

Óscar Eimil (Vilalba, 1962) se describe como un hombre de papeles, al que le gusta más el silencio que el ruido. El jurista y registrador de la propiedad acaba de estrenarse como novelista con Reinos de sangre (Almuzara), una obra sobre la división de España en tiempos de Fernando I, rey de León, Galicia y Castilla.

-¿Cómo un registrador de la propiedad se hace novelista?

-La verdad es que siempre he sido muy aficionado a la lectura, a la escritura, a la historia y he escrito bastantes artículos de opinión en prensa, pero publicar una novela ha sido para mí un sueño, desde niño. Hace dos años cayó esta historia en mis manos, bastante desconocida pero muy emocionante, y cuando la vi se me encendió la luz. No sabía si iba a ser capaz de terminarlo. Escribir un libro me parecía una proeza.

-¿Cómo cayó en sus manos?

-Leyendo un libro, un tratado de historia alto medieval. Siempre me gustaron los libros gordos. Me he pasado la vida leyéndolos, fundamentalmente de historia y de derecho.

-Elige una historia real del siglo XI y la convierte en un libro. ¿Cuál fue el mayor reto para hacerlo?

-Meterme en el siglo XI. Fueron seis meses en los que me zambullí completamente en aquella época. Para escribir con propiedad de un contexto tan lejano tienes que asimilarlo en todos los sentidos y entender cómo pensaban las personas entonces, por qué hacían lo que hacían -vivían muy poco tiempo en unas condiciones de vida durísimas, comían muy mal y había muy pocos hombres libres- y, a partir de ahí, hilvanar la historia. La trama de Reinos de sangre sigue los hechos que realmente sucedieron.

-¿Qué tiene de especial esa época?

-Fue un momento histórico determinante por el colapso del califato. Después de 300 años implosiona y se convierte en 24 pequeños reinos, dando paso a una de las épocas más brillantes desde el punto de vista cultural, pero al mismo tiempo de debilidad militar. Esa debilidad la aprovechan los reinos del norte, que eran mucho más rústicos, para empezar a ganar terreno. Hay todavía en la historia de España muchas buenas tramas que contar y es muy importante que la recuperemos, porque es riquísima. Es increíble que se conozcan más episodios de la historia anglosajona y no de la nuestra, en la que se encuentran muchas de las claves de lo que está pasando hoy en día. Hace 1.000 años ya había la idea de España, aunque no existía como tal, y también el sueño de la unidad».

-¿Tiene ya prevista alguna presentación?

-Yo soy de Vilalba y he querido que el primer lugar donde se presentase fuese allí, el día 22, en el mejor sitio del mundo, aunque vivo en el Puerto de Santa María desde hace veintipico años. Después, a finales de enero o principios de febrero habrá otra en A Coruña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Óscar Eimil: «En la historia de España hay muy buenas tramas que contar»