«Shippear», «crush», «salseo»: Diccionario para entender a tu hijo adolescente

CULTURA

Eva Sarmiento

Esto es lo que hacen cuando «stalkean», lo que quieren decir cuando hablan de una «pareja goal» y lo que son cuando alguien les llama «carpeteros»

17 nov 2017 . Actualizado a las 20:24 h.

Estados de WhatsApp incomprensibles. Expresiones que suenan a chino. Contestaciones que no pueden significar nada bueno y comentarios en Instagram -Snapchat, Twitter- incapaces de ser interpretados. La brecha generacional es hoy un pronunciado socavón alimentado por las redes sociales, la mensajería instantánea y los realities de televisión, progenitores de una jerga que ha relegado al adulto a carca desorientado. Los adolescentes hablan, literalmente, en otro idioma: una variante de nuestro rico castellano apareado con anglicismos -y algún que otro neologismo- que ha dado lugar a un glosario tan enrevesado como exótico, ininteligible si uno no tiene entre 12 y 20 años. Aquí, una guía básica para el descifrado:

«Shippear» / «shippar» / «shippeo»

No hay término que actualmente esté más en boca de los jóvenes (y no tan jóvenes) que shippeo, acción de shippear o shippar. En la propagación de esta fiebre mucho tiene que ver el tirón que está teniendo la última edición de Operación Triunfo, especialmente su disección en las redes sociales y la costumbre de comentar en Twitter cualquier concurso de telerrealidad, la ingesta bulímica de series actual y los cómics. Espectador y fan del tebeo tienen en común su empeño por emparejar a gente -personas reales o personajes de ficción-, una afición que se traslada también a la vida real. Así, shippear es apostar por un futuro romance de dos personas. ¿Cómo se usa? «Yo shippeo a Max y a Lucas (de Stranger Things)», por ejemplo. 

Derivan estos términos de la palabra inglesa relationship (relación) y, según la Wikipedia, define la implicación emocional o intelectual de alguien en una historia romántica entre dos o más personas. En resumen, significa que a alguien le gustan dos personas como pareja, que «apuesta» por ellos, que cree que pegan. Aunque también se usa en la calle para hablar de gente de carne y hueso, los shippers nacieron al calor de Internet, donde esta práctica está extendidísima. Los fans apoyan o promocionan una determinada pareja de la cultura de masas; da igual que estén o no juntos. Da igual, siquiera, que exista alguna posibilidad de que el deseo del seguidor acabe en romance. A esta pareja se le llama ship, y se les suele bautizar con nombres compuestos por la unión de los suyos. Por ejemplo, Amaia y Alfred, de OT 2017 ya son Almaia.