Regresa un clásico de Spielberg

Cuarenta años después, «Encuentros en la tercera fase» tendrá reestreno limitado en salas con un 4K remasterizado, así como edición especial para «home cinema»


A Steven Spielberg, su buen amigo George Lucas le aguó los Óscar de 1977 al llevarse siete estatuillas para La guerra de las galaxias, dejándole dos de consolación, excluida la de mejores efectos especiales a la prodigiosa secuencia final de Encuentros en la tercera fase, a cargo del gran Douglas Trumbull -que ya sorprendió en 2001: Una odisea en el espacio (Kubrick, 1968)-; un aquelarre de luz, sonido y música, en otro memorable aporte del compositor John Williams. Con todo, la taquilla le fue favorable -costó 20 millones y solo en su país los multiplicó por seis- y con los años ya es un clásico incuestionable del cine de extraterrestres. Si Lucas ofrecía un feliz revuelto de géneros con envoltorio espacial, Spielberg optaba por una visión más seria, conforme a su vieja fascinación por la ufología, amén de otra lección de cine, fundamental para el futuro desarrollo de un género cuyo ejemplo más reciente sería La llegada (2016), del realizador Denis Villeneuve.

Precisamente, la buena acogida taquillera y crítica dispensada a este último filme, junto al cuarenta aniversario de aquel, animó a Sony/Columbia Pictures a relanzar Encuentros en la tercera fase el próximo 1 de septiembre en un número limitado de salas, aprovechando la remasterización digital 4K. Solo dos semanas después se pondrá a la venta en blu-ray HD y 4 K UHD, todo un lujazo cinéfilo acompañado de más de tres horas de extras, algunos de ellos inéditos, junto a las tres versiones existentes del filme. Aparte de la de 1977, Spielberg ya estrenó en 1980 una edición especial con tres minutos menos de los 134 iniciales, aunque para ello recortó 16 de la original y después sumó otros 14 con tomas inicialmente descartadas, además de algunas secuencias rodadas de nuevo. La tercera, revisada para su 30.º aniversario, se quedó en 137, y su remasterización intentó conservar la textura fotoquímica inicial, con la peculiar fotografía del muy acreditado Vilmos Zsigmond, ganador de su único Óscar por este trabajo. El nuevo tráiler, lanzado el pasado 4 de julio, durante el Independence Day -es cuando las grandes majors dan a conocer sus principales bazas-, se aprecia que Sony renunció al tono vintage para ajustarlo a la actual demanda digital.

Una montaña en Wyoming

El guion, un viejo proyecto de Spielberg que sacó adelante gracias a su anterior éxito taquillero de Tiburón (1975), muestra cómo el ingeniero Roy Neary -Richard Dreyfuss-, de regreso a casa una noche, asiste a un fenómeno extraterrestre que lo acabará convirtiendo en un obseso, sobre todo con la visión de una montaña, la llamada Torre del Diablo, en Wyoming. De modo simultáneo se desarrolla un congreso internacional de ufólogos a cargo del científico francés Lacombe -Spielberg convenció a su admirado François Truffaut para el papel-, que les acabará poniendo en contacto. El guion se adereza con otros elementos, además de la historia de una madre y su pequeño, al tiempo que se dan varios fenómenos en el mundo, en especial en el desierto de Nuevo México, en donde aparecen aviones a los que se consideraba desaparecidos durante la Segunda Guerra Mundial. Y aquí es cuando aparece la sorpresa: el actor gallego Eumenio Blanco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Regresa un clásico de Spielberg