Del cine de Monelos a doble de James Bond

Peter Pedrero, de madre gallega, lleva las escenas de acción de 007, Bourne y Harry Potter


A Coruña / la Voz

Un salto al vacío. Una explosión. Un tipo envuelto en llamas. Puede ocurrirle a James Bond, a Harry Potter o a Jason Bourne, pero no pasa nada porque detrás está Peter Pedrero (Londres, 1968). Su padre era un vasco, Pedro Pedrero Alberdi, que en 1937, siendo un niño, fue evacuado de Bilbao a Inglaterra con otros cientos de críos. «A mi abuelo lo habían encontrado con un hacha clavada en la espalda. Era socialista», evoca Pedrero. «Mi madre, Josefina Zas Vila, se fue de jovencita para Londres. La familia tenía un bar en Monelos, en A Coruña, que se llamaba El Pirulí, muy famoso», relata este experto en escenas de acción: «He trabajado en muchas películas conocidas, como la franquicia James Bond, las de Harry Potter, en las que estuve diez años, Juego de tronos, Los Vengadores, Capitán América, Braveheart y muchas más».

«Braveheart» es uno de los filmes donde hizo de extra durante su primera etapa como especialista
«Braveheart» es uno de los filmes donde hizo de extra durante su primera etapa como especialista

Más de 250 créditos aparecen en la web (www. stunts4reel.com) de quien tuvo conexiones desde niño con el séptimo arte: «Mi tío Vicente era proyeccionista en A Coruña y estuvo en el cine de Monelos durante 45 años, hasta que se retiró. Recuerdo venir de vacaciones y pasarme horas en el cine Riazor con él y con mi tío Jorge, que solía pintar a mano las carteleras grandes del cine». «Mi principal influencia y mi pasión por el cine venían de ver un montón de películas con mi padre, desde pequeño, y de que mi madre me llevaba los sábados al cine de niños», resume.

Un día, yendo con su madre -tendría unos cinco años-, «un agente de televisión se acercó a ella para ofrecerme aparecer en un comercial de frijoles al horno y ser representado por su agencia, pero mi madre declinó... años más tarde me uniría a esta agencia como un extra». 

Sicario contra Samuel L. Jackson

A los 16 años sabía que quería trabajar en el cine y un amigo que interpretaba papeles de extra le hizo una sugerencia. «Debería tratar de unirme a una agencia de extras para ver si una vida en el cine era lo que quería, ya que no era tan glamuroso como mucha gente pensaba». Hasta cinco agencias incluyeron en su listado a Peter Pedrero, con lo cual trabajó «durante años como extra en películas como Batman, Robin Hood, Príncipe de los ladrones o Entrevista con un vampiro».

Con los años pasó a ser coordinador de especialistas, «que consiste en organizar y resolver todos los trucos de acción en una producción», y luego director de segunda unidad, «que implica dirigir toda la acción de una película». De todos modos, le gusta hacer «acrobacias, peleas, caídas y cualquier tipo de acción».

En el 2008, durante el rodaje de una de las películas de 007, «Quantum of Solace».
En el 2008, durante el rodaje de una de las películas de 007, «Quantum of Solace».

Evoca la primera película en la que trabajó como especialista: hacía el papel de un sicario «intentando matar a Ryan Reynolds y Samuel L. Jackson», en la que lo liquidaron «a tiros». De todos modos, se divirtió mucho trabajando con Jackson y Salma Hayek. En cuanto a morir en el cine, asegura: «Me han matado miles de veces a tiros, he sido decapitado, atropellado por numerosos coches, quemado, apuñalado... creo que no me falta ninguna manera».

En «Piratas del Caribe». Bromea con el hecho de que en el cine le han matado de todas las formas posibles.
En «Piratas del Caribe». Bromea con el hecho de que en el cine le han matado de todas las formas posibles.

Otro de los filmes que recuerda es Final Score, donde dirigió algunas escenas de acción e hizo el papel de uno de los terroristas: «Los protagonistas eran Pierce Brosnan, con el que hice todas las de James Bond, y el encantador David Bautista, que interpreta al Dax de Guardianes de la Galaxia. Desde el rodaje nos hemos hecho muy amigos».

Entre los proyectos para este año están desde una comedia negra a una película de terror. «Mis colegas en Estados Unidos están tratando de conseguir que la Academia de los Óscar nos habilite una categoría, que las hay para todos menos para los especialistas», reivindica Pedrero. 

De los achuchones de Deborah Kerr a los disfraces de vaquero

.

«Mi primer encuentro en el mundo del cine fue con una actriz de Hollywood cuando yo tenía tres años. Mi tía solía cuidar el apartamento de Deborah Kerr en Londres, la protagonista de películas como El rey y yo o De aquí a la eternidad», evoca Peter Pedrero. En alguna ocasión, acompañaba a su tía y por ello ha contado reiteradamente cómo fue el primer encuentro con la actriz: «Dice que cuando la vi, me volví a mi tía y, en voz muy alta, le dije lo guapísima que era, tras lo cual Deborah me cogió y empezó a achucharme a besos». Su afición por el cine fue precoz. «Cuentan que mi carrera empezó cuando tenía cinco años. Como a muchos niños, me compraban disfraces por mi cumpleaños o por Navidad y me vestía de vaquero, soldado o centurión romano. Me gustaba actuar en peleas de armas y de espadas». Esto dio lugar a más de una advertencia familiar, porque «solía regresar magullado del jardín al simular que me disparaban».

Votación
8 votos
Comentarios

Del cine de Monelos a doble de James Bond