«El ciudadano ilustre» triunfa en los premios Platino del cine iberoamericano

El Platino de Honor fue a parar a las manos de Edward James Olmos, que insistió en que nunca dejó que ser latino «fuera un obstáculo» en su carrera

La Voz

Reconocida como la mejor película, la cinta argentina El ciudadano ilustre fue la gran ganadora de los premios Platino del cine iberoamericano, entregados este sábado en una gala en Madrid en la que no faltaron las referencias políticas a Venezuela. La película de fantasía Un monstruo viene a verme, del español Juan Antonio Bayona y elogiada por sus efectos especiales, se llevó cuatro galardones en las categorías técnicas -montaje, dirección artística, fotografía y sonido-, y Pedro Almodóvar se alzó como mejor director por Julieta. 

En la gala celebrada en el estadio multiusos de la Caja Mágica, y presentada por la actriz uruguaya Natalia Oreiro y el imitador español Carlos Latre, El ciudadano ilustre siguió sumando galardones. En los últimos premios Goya, considerados los Óscar del cine español, esta descarnada historia sobre el doloroso regreso de un nobel argentino de Literatura a su pequeña ciudad natal se coronó como la mejor película iberoamericana. Y esta noche logró tres premios: mejor película, mejor actor para el protagonista Óscar Martínez (que ya obtuvo la Copa Volpi al mejor actor masculino en la Mostra de Venecia) y mejor guión.

Gastón Duprat, codirector junto con Mariano Cohn y hermano del galardonado guionista Andrés, recordó que tardaron cinco años en hacerla, y se alegró de que la cinta «haya sido disfrutada por públicos de tantos países y tan diferentes, que nosotros no preveíamos al armar la película».

Julieta había llegado con cuatro nominaciones, y finalmente cosechó dos galardones, uno a la mejor música original, para Alberto Iglesias, y el otro para Almodóvar, que desde la tribuna y entre aplausos llamó a abrir las fosas en las que todavía se encuentran miles de víctimas de la Guerra Civil española (1936-1939).

Arremetiendo contra el argumento habitual de la derecha española sobre el «peligro» de esa medida, el cineasta afirmó que reabrir esas fosas no es sinónimo de «abrir heridas. Es cerrarlas, algo tan simple como eso, es cerrar heridas y terminar de una vez para siempre con nuestra maldita Guerra Civil».

Desde allá, del venezolano Lorenzo Vigas, se impuso por su lado en la categoría de mejor ópera prima de ficción. La brasileña Sonia Braga, premio de Honor en la primera edición de los Platino en 2014, fue a su vez reconocida como la mejor actriz por su papel de Doña Clara en Aquarius, de Kleber Mendonça Filho.

Neruda, del chileno Pablo Larraín, se llevó en cambio una gran decepción: candidata en cinco categorías, era la segunda más nominada pero no ganó ningún premio.

Venezuela libre

En la edición madrileña de los Platino hubo guiños políticos a la tensa situación política en Venezuela, a ocho días de que se vote la Constituyente promovida por el presidente Nicolás Maduro y denostada por la oposición. «Queremos a Venezuela libre, nos urge Venezuela libre», gritó la actriz Prakriti Maduro al anunciar uno de los premios, tras mostrar la bandera venezolana boca abajo a modo de protesta, como también hicieron en la alfombra roja sus compatriotas Arlette Torres, Malena González y Miguel Ferrari.

Lorenzo Vigas deseó al recibir el premio que, al igual que en su película trabajaron latinoamericanos de distintas nacionalidades, todos se puedan «seguir uniendo para apoyar a Venezuela en este momento tan difícil que estamos viviendo».

Premio de Honor al teniente Castillo

El Platino de Honor fue a las manos de Edward James Olmos, conocido por su papel como teniente Castillo en la serie televisiva Miami Vice ('Corrupción en Miami') y pionero latino en la industria cinematográfica norteamericana. «Nunca dejé que el hecho de ser latino, chicano, mexicano, en lo que muchos pueden considerar un ambiente hostil como Hollywood, fuera un obstáculo a mi carrera como actor, director, productor y activista», dijo un emocionado Olmos, al que el público verá a partir de octubre en la secuela de Blade Runner. «Ha sido muy difícil para muchos de nosotros, porque el prejuicio contra el latino y el iberoamericano es total. Nos tienen miedo porque somos muchos y vamos a ser muchos más», indicó Olmos, que tiene en su haber dos Globos de Oro y un Emmy.

La de este sábado fue la cuarta edición de los premios Platino, tras las celebradas en Ciudad de Panamá, Marbella (sur de España) y Punta del Este (Uruguay). La próxima edición tendrá lugar en abril en Cancún (México), según se anunció este sábado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«El ciudadano ilustre» triunfa en los premios Platino del cine iberoamericano