Son intercambiables

.

La Voz

Hay varios paralelismos entre la obra de Julio Camba y la de Miguel Anxo Murado que me gustaría destacar en esta nota apresurada: los dos poseen miradas cosmopolitas que filtran el desorden del mundo con un lenguaje claro, para que se les entienda bien en su patria pequeña. Son dos presentistas que escrutan la actualidad en busca de los hilos duraderos que la sostienen, pero que no se deben a más teorías que la visión que surge del hecho sobre el que piensan. Ambos sobresalen por un estilo irónico que hace caber la realidad en el marco de un humor fino evitando los gruesos sarcasmos. También se les nota un cierto desapego hacia el detalle local sin que eso los haga prescindibles para entender el presente inmediato. Los dos son la demostración de que el mundo es más comprensible cuando lo explica un periodista gallego. Tantas coincidencias me hace sospechar si no serán intercambiables. Quien conozca bien la obra de don Julio no tarda en ver que, a pesar de que han trascurrido 55 años de su muerte, sigue escribiendo con la pluma de Miguel. Tengo el privilegio de ser de los primeros en leer los artículos que envía a la sección para editarlos y no son pocas las veces en las que pienso que ni el gran Camba lo habría expresado con tanta precisión.

Votación
5 votos

Son intercambiables